Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tecnicos y reciclados

Más de un tercio de los ministros del nuevo Gobierno son extraños a los tres partidos fundamentales que lo sostienen. Se trata de técnicos y de políticos que la oposición-califica de reciclados porque tuvieron responsabilidades en legislaturas anteriores.Las posibilidades de aplicación de este adjetivo peyorativo no se agotan, sin embargo, en los siete ministros incluidos en este apartado, ya que están también ex democristianos, exliberales, ex socialistas y ex comunistas entre los ministros de Alianza Nacional, de Forza Italia y de la Liga Norte. Aquí se aplican a los dos ministros ex liberales de la Unión de Centro y a los otros dos del Centro Cristiano Democrático (CCD), que concurrieron con el pacto de la derecha a la elecciones. Estaban en las segundas filas de sus respectivos partidos.

Alfredo Biodi, abogadotoscano de 65 años, era, de hecho, una figura de oposición en la última etapa del pequeño Liberal Italiano (PLI). Se encargará de Justicia, una cartera -clave. Su compañero Raffaele Costa, periodista de 57 años, suele ser tachado de doblemente reciclado, ya que es el único ministro del Gobierno saliente de Carlo Azeglio Ciampi que ha pasado al de Berlusconi. Se encarga de Sanidad, precisamente en sustitución de otro liberal de triste memoria, Francesco de Lorenzo, que acaba de ingresar en prisión por corrupto.

Clemente Mastella, ministro de Trabajo, es un periodista campano, de 47 años, expupilo de Ciriaco De Mita, el líder de la izquierda democristiana; y el ministro de Educación, Francesco D'Onofrio, profesor de Derecho, también campano, de 54 años, era un joven de confianza del ex presidente de la República Francesco Cossiga. Otro afín a

Cossiga es su ex secretario, Sergio Berlinguer, diplomático, primo del ex líder comunista fállecido y ministro para los Italianos en el Extranjero.Los tecnicos integran el equipo económico, junto con el liguista Giancarlo Pagliarini. Lamberto Dini, ministro de Economía, de 61 años, ha pasado media vida en el Fondo Monetario Internacional y la otra media en el Banco de Italia. Estuvo ligado al ex primer ministro Giulio Andreotti. El ministro de Hacienda, Giulio Tremonti, de 46 años, es un técnico fiscal que colaboró con ministros socialistas y concurrió a las últimas -elecciones con el Pacto de Mario Segni. Ambos son ajenos a promesas espectaculares que Berlusconi y su asesor económico, Antonio Martino, ahora ministro de Exteriores, hicieron durante la campaña electoral. El lenguaje del Gobierno es otro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 1994