La policía detiene en Barcelona al jefe e la mayor red de estafas de Europa

El ciudadano argentino Raúl Ricardo Hougham, al que la Interpol considera el jefe de la mayor red de estafas que actúa en Europa, ha ingresado en la cárcel Modelo de Barcelona, tras ser detenido por la policía el pasado día 10 en la capital catalana, según informaron ayer fuentes policiales.La red dirigida por Hougham falsificaba tarjetas de crédito y cheques de viaje. La policía pone como ejemplo de la capacidad operativa de la banda el hecho de que entre junio y septiembre de 1993 robó más de 900 millones de pesetas mediante la utilización de eurocheques falsos.

Sobre Hougham, de 50 años, pesaban ocho órdenes de busca y captura en España yera reclamado por las autoridades de Alemania, Francia, Italia, Holanda y Uruguay. El falsificador fue detenido junto a su hijo, Harom Jorge, y su nuera, Míriam, ambos de 24 años, que han pasado también a disposición judicial.Cambio de huellas

Hougham se sometió recientemente en Brasil a dos operaciones quirúrgicas para alterar sus huellas dactilares, según pudieron comprobar los inspectores del grupo II de Delicuencia Económica de la Policía de Barcelona que le detuvieron.

Conocido como el rey del plástico por los beneficios que supuestamente obtenía con cheques de viaje y tarjetas de crédito falsificadas, Hougham fue sorprendido por la policía en un piso de la calle de Cavallers, del barrio barcelonés de Sants, donde fueron hallados tres libros de contabilidad y discos informáticos con abundante información sobre la banda, según informa la agencia Efe.

La documentación incautada revela que la banda conseguía las tarjetas de crédito y los cheques a partir de carteristas a sueldo, y, tras manipularlos, los pasadores acudían a cobrarlos en ventanilla, generalmente en bancos de localidades turísticas.

El detenido, que llegó a utilizar hasta 10 nombres diferentes y en la actualidad se ocultaba bajo la identidad del portugués Ricardo da Silva Basao, era el contable y brazo ejecutor en Europa de los cerebros de la organización, que se esconden bajo la empresa tapadera Cofia y Cía, con sede en Montevideo (Uruguay). Llegó a Barcelona procedente de Amsterdam el pasado 8 de mayo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS