Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El lunes circularán los seis primeros autobuses adaptados minusválidos

Los primeros seis autobuses de plataforma baja, adaptados a minusválidos, ancianos y otras personas de movilidad reducida, comenzarán a circular el próximo lunes en la línea 3 de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que discurre entre la Puerta de Toledo y la plaza de San Amaro. A lo largo del mes de mayo se asignarán otros 10 autobuses de este tipo a la línea Circular, en el sentido Cuatro Caminos-Moncloa-Embajadores, y otros nueve a la línea 10 (Cibeles-Palomeras).

La EMT había prometido que este tipo de autobuses funcionarían en 1993. El pasado 29 de marzo, la coordinadora de Minusválidos Físicos desarrolló una protesta para exigir que entraran en funcionamiento. A lo largo de este año se convocará el concurso para contratar otro centenar de autobuses. El presupuesto par este fin se eleva a 4.000 millones. Estos autocares pueden ladearse para acercarse al bordillo de la acera. Y, si el viajero lo solicita, de su puerta posterior sale una rampa que facilita el acceso a sillas de ruedas. Su interior es también más espacioso y posee cinturones de anclaje para los carritos de los minusválidos.

Cada vehículo cuesta 26 millones de pesetas, nueve más que los normales. La diferencia de precio está subvencionada hasta un 75% por el Inserso y la Federación Española de Municipios. Estos autocares se han introducido en las líneas con mayor número de minusválidos o ancianos, entre ellas, la de Palomeras. En la Comunidad de Madrid viven unos 200.000 minusválidos físicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de mayo de 1994