Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La protesta de cien cooperativistas de PSV ensombrece el Dos de Mayo

Más que una fiesta fue una bronca. Cien cooperativistas de PSV amargaron ayer al presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, y al alcalde de la capital, José María Álvarez del Manzano, entre otras personalidades, la celebración del Dos de Mayo en el palacio de la Puerta del Sol. Abucheos, gritos coreados y forcejeos con la policía dieron por resultado tres detenciones de cooperativistas y contusiones en dos agentes. Todo ello sucedió mientras dentro del palacio se entregaban las medallas de oro de la Comunidad a los cascos azules de la Agrupación Madrid, al actor Fernando Fernán-Gómez y a la Federación de Asociaciones de Vecinos.Un centenar de cooperativistas de la Promoción Social de la Vivienda en Valdebernardo ocasionó el escándalo al protestar de manera ruidosa y reiterada ante los asistentes al acto oficial. Los manifestantes reclaman sus viviendas, pagadas ya en gran parte y que aún no se han levantado.

El contestador automático de una de las dirigentes de los cooperativistas de PSV convocaba desde horas antes, con pasión, a los cooperativistas de Valdebernardo a concentrarse a partir de las diez de la mañana de ayer en la Puerta del Sol. Su cita fue seguida por unos cien cooperativistas que, enejados, tomaron posiciones tras las líneas de policía del pasillo hacia el Palacio.

PASA A LA PÁGINA 3

Medallas de oro a Fernán-Gómez, los "cascos azules" y la federaciónn vecinal

VIENE DE LA PÁGINA 1

Todo estaba preparado para entregar las medallas de oro de la ciudad a la Agrupación Madrid, formada por cascos azules españoles destacados en Bosnia como garantes allí de la paz; al actor Fernando Fernán-Gómez, recientemente, galardonado con el óscar por la Academia de Ciencias Cinematográficas de Hollywood, y a la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos, que celebra ahora su 250 aniversario.

A medida que llegaban las autoridades, los cooperativistas -arremolinados y separados de ellas por una frágil verja- hacían arreciar sus imprecaciones. "Ladrones, chorizos, ¿dónde están los pisos?"; "PSV, solución"; "nosotros ahorrando y ellos robando", y algunas otras de semejante tono, fueron consignas coreadas rítmicamente por los reunidos, cada vez más acalorados.

Acaloramiento

Tras los primeros gritos, dos hombres -hermanos, de 32 y 26 años-, y una mujer, de 33, se acaloraron en sus palabras y cruzaron la línea de policía. Dos agentes antidisturbios entraron en liza: gritos, forcejeos, detenciones... Los dos policías sufrieron erosiones y contusiones en brazos y tórax. Atendidos en la Casa de Socorro del distrito Centro, pasaron a sus domicilios.

Los cooperativistas fueron conducidos a la Comisaría de Ventas y puestos en libertad una hora después, una vez hecha firme la denuncia contra ellos, y tras pasar un reconocimiento médico, según fuentes policiales.

Todo ello ocurría mientras en el interior del palacio Joaquín Leguina homenajeaba a sus invitados. Primero galardonaba con la Medalla de Oro de la Comunidad a Prisciliano Castro, dirigente de la Federación de Asociaciones de Vecinos, "piezas estructurales fundamentales del resurgimiento de la democracia", según el presidente regional.

Del actor Fernando Fernán-Gómez dijo que goza de una "envidiable inteligencia", y el actor recitó en respuesta un corolario: "Si la patria es la infancia, mi patria es Madrid, más señaladamente el barrio de Chamberí". Por último, pero con gran solemnidad, Leguina destacó como "impagable" contribución a la paz la desplegada en Bosnia-Herzegovina por la Agrupación militar Madrid, cuyo jefe, el coronel Carvajal, aseguró que "el nombre de la capital española está ya en la memoria de todos aquellos a los que la agrupación ha asistido".

El alcalde explicaría luego a la agencia Efe: "A mí me han abucheado bastante menos". Joaquín Leguina mostraría su extrañeza por haber sido convertido en objetivo de la protesta: "la Comunidad de Madrid lo único que ha hecho hasta ahora es regalarle suelo a los cooperativistas", señaló el presidente de la Comunidad.

La bronca entablada el exterior se apagó del todo con el desfile militar de guardias civiles, policías municipales y soldados que rubricó los actos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de mayo de 1994

Más información