Rubio realizó más de 600 operaciones bursátiles entre 1986 y 1988 y movió decenas de millones

El ex gobernador del Banco de España Mariano Rubio tuvo una intensa actividad bursátil entre, 1986 y 1988. Las anotaciones de su cuenta especial en el despacho de Manuel de la Concha muestran más de 600 operaciones de compraventa de acciones en Bolsa durante ese periodo, con una plusvalía de 13.479.172 pesetas. La mayoría de las inversiones eran a muy corto plazo y sólo compró acciones de un banco: el Hispano. Además de los movimientos bursátiles, la cuenta 43107MM-RU registró gran cantidad de entradas y salidas de fondos mediante entregas en efectivo o cheques bancarios.

Más información

La cuenta especial de Rubio tuvo una actividad inusitada durante los años 1986, 1987 y, en menor medida, 1988. El listado interno de esa cuenta, al que ha tenido acceso EL PAÍS, recoge más de 600 operaciones de compra o de venta de acciones entre el 1 de enero de 1986 y el 10 de agosto de 1988, fecha en que se pierde su rastro. En la mayoría de los casos se trata de inversiones especulativas, en las que se compran y venden los mismos títulos en un plazo muy corto de tiempo.Se observan, sin embargo, distintas tendencias a lo largo de esos 34 meses, dependiendo de la línea alcista o bajista de la Bolsa en esos periodos. De cualquier forma, al propietario de la cuenta no parecía importarle demasiado estar en números rojos, ya que se siguieron anotando compras millonarias de valores mientras la cuenta arrojaba saldo deudor. Además, en ningún momento se imputan cargos por descubiertos en la cuenta.

Valores rentables

En los ejercicios de 1986,1987 y 1988 hay dos docenas de valores que acaparan la mayoría de las inversiones cargadas a la cuenta de Rubio. Además del Banco Hipano Americano, las acciones más frecuentes son las eléctricas Iberduero, Hidrola, Fecsa, Sevillana y Unión Fenosa, así como Cepsa, Petromed, ERT, Sarrió, Unipapel, Sniace, Zardoya, Tubacex, Dragados, Asland, Uralita, Vallehermoso, Macosa, Telefónica, El Águila, Azucarera, Elosúa y Tudor.

La mayoría de estos valores registraron importantes y rápidas subidas durante el auge bursátil de esos años, aunque en muchos casos su cotización en Bolsa no respondía a la situación real de la empresa. La mecánica de compras y ventas de estas acciones era siempre muy rápida, con pequeñas plusvalías en casi todas las operaciones. No se trataba de grandes pelotazos, sino de ganancias seguras y continuadas.

La historia de esos 34 meses de la cuenta 43107MM-RU es, sin embargo, muy variada y cambiante. El saldo inicial, a 1 de enero de 1986, es de 1.490.617 pesetas, y muy pronto se incrementa hasta más de dos millones por la venta de algunos títulos eléctricos. A partir de 9 de enero se registra una frenética actividad compradora, que se mantendría durante todo el primer trimestre, en el que la cuenta estuvo casi siempre en números rójos.

Hasta tal punto, que Rubio tuvo que hacer un ingreso de 7.800.000 pesetas procedentes, según la anotación, "de la cuenta de D. Justino Azcárate". Esos 7,8 millones pronto se invierten en Bolsa y se vuelve al saldo deudor. El 25 de marzo se recoge el pago de un talón de 3.900.000 pesetas a "Dr. Varela".

A principios de abril, la cuenta recupera sus números negros gracias a importantes ventas de acciones, pasándose a partir de ese momento a intercalarse las compras y las ventas, y a jugar con los distintos títulos.

El 13 de junio se produce otra salida importante de fondos, 9,2 millones, 11 a la cuenta de doña Isabel Azcárate", y el 10 de septiembre, otra salida de 19,5 millones a nombre de Traya S.A., sociedad que participó en la operación de Sistemas Financieros. ras estos cargos, la cuenta queda en números ojos superiores a los 15 millones.

En el último trimestre del año se producen más ventas de acciones para hacer frente a muchos cargos de entre 500.000 y 800.000 pesetas, que salen mediante cheques de diversos bancos.

Y el 4 de diciembre, cuando los números rojos superaban los 13 millones de pesetas, se producen dos ingresos, de 115.873.998 y 19.555.000 pesetas. En total, más de 135 millones de los que no se cita la procedencia. Se ha comentado que esas cantidades provenían de las plusvalías de la salida a Bolsa de Sistemas AF, tras ser vendida por el Banco Urquijo a Manuel De la Concha y un grupo de inversores en el que presumiblemente se encontraba Mariano Rubio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de abril de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50