Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Soldados ucranios asaltan una base naval rusa en el puerto de Odesa

Ciento veinte paracaidistas ucranios atacaron el domingo por la noche una base naval rusa en Odesa y arrestaron a tres oficiales, informó ayer la Flota del Mar Negro. Ucrania desmintió el ataque, pero reconoció la detención de los oficiales debido al incidente ocurrido el sábado, cuando un buque con equipo avanzado abandonó, contra la voluntad de los ucranios, el puerto de Odesa con destino a Sebastópol, sede de la citada Flota.

El Gobierno ruso reaccionó ayer a ambos incidentes con una nota de protesta en la que, sin embargo, subraya que su política con respecto a Ucrania "es de amistad y colaboración".

Durante el ataque contra la División de Buques en Conservación, en el puerto ucranio de Odesa, los 120 paracaidistas se apoderaron de una franja costera de la División, del centro de comunicaciones, de la unidad secreta y de armas, según Andréi Grachov, portavoz de la Flota.

Los ucranios arrestaron al comandante de la División, Oleg Feoktístov, al comandante de la Base Costera, Dmitri Starikov, y al jefe del Estado Mayor, Alexandr Zelenko. Todos los arrestados fueron liberados poco después del mediodía de ayer, según informó la televisión rusa. Los familiares de los marinos rusos, incluidos niños, fueron humillados y golpeados, según Grachov.

El Ministerio de Defensa ucranio calificó esta información de "mentira indignante y provocadora". "No hubo ningún asalto", aseguraron los militares ucranios, aunque reconocieron el arresto de los tres oficiales por las "acciones ilegales" que cometieron el sábado. La nota divulgada por este Ministerio no aclara cómo fue posible detener a los oficiales si, como asegura, no hubo ataque.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de abril de 1994