Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tres jueces discrepantes critican la "incuria y pasividad del legislador"

El magistrado Álvaro Rodríguez Bereijo ha formulado un voto particular discrepante a la sentencia de la mayoría del Tribunal Constitucional, al que se han adherido sus colegas Pedro Cruz Villalón y José Gabaldón. Los tres jueces critican que "la incuria y pasividad del legislador ha enquistado un problema social de graves implicaciones y difícil solución".Los tres magistrados estiman que debió declararse la inconstitucionalidad de los preceptos impugnados, ya que el contenido esencial del derecho de propiedad no puede quedar a disposición del legislador. Razonan que, al admitirlo así la sentencia, "se desvance y volatiliza" la garantía constitucional del derecho de propiedad.

En todo caso, consideran que, aunque es "constitucionalmente legítimo" limitar el derecho de propiedad por su función social, el legislador no puede constreñirlo "de tal manera y con tal intensidad que ( ... ) quede amputado y la propiedad inmobiliaria de bienes urbanos resulte imposible".

En cuanto a la pervivencia de dos regímenes arrendaticios distintos, "perpetuada en el tiempo por el legislador", la estiman "difícilmente justificable, por su irrazonabilidad y desproporción, desde la perspectiva de la igualdad ante la ley y del respeto al derecho de propiedad que la Constitución garantiza".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 1994