Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Están reunidos

Los inversores querían saber qué iba a pasar con los tipos de interés para poder tomar decisiones fundadas, pero la Reserva Federal se lo puso difícil por la duración de la reunión en la que se dilucidaba la cuestión de si subir los tipos de interés en Estados Unidos ante las aparentes presiones inflacionistas y con un incremento del 51,8% en el déficit comercial en el pasado mes de enero. En Europa se esperaron noticias de la reunión a lo largo de toda la tarde y el interés aumentó proporcionalmente con el desequilibrio en la balanza comercial. Las cuentas debían hacerse a toda prisa, pero había un dilema: si con un dólar relativamente debilitado crecen las importaciones, la subida de los tipos podría dispararlas y entonces la cuestión se centra en qué interesa más a EE UU en este momento.Con una situación así, lo más normal es que cada cual hiciera sus apuestas en solitario, tomando papel o soltándolo sin forzar demasiado las cosas, lo cual llevó a un equilibrio casi perfecto a la mayoría de los índices bursátiles. El volumen negociado en el mercado español se situó en casi 29.000 millones de pesetas, con una concentración de cerca del 50% para los cinco valores más negociados.

En Europa, la ausencia de noticias llevó a resultados neutros, con Francfort ganando un 0,47% y Londres un 0, 11 %. París bajó el 0,09%. Wall Street cerró, conocida la subida de tipos, con una caída de 2,6 puntos. El índice general de Madrid subía el 0, 16% gracias a una mejoría final y el Ibex 35 bajó unas centésimas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 1994