Condenados por torturas y detención ilegal cinco policías

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a cinco policías nacionales a 48 años de inhabilitación especial y a cinco meses y medio de arresto por torturar y detener ilegalmente a siete personas, entre ellas un abogado.Los hechos juzgados se remontan a la noche del 29 de abril de 1982, cuando siete agentes que patrullaban en coche camuflado el barrio de Malasaña detuvieron a varios transeúntes "sin causa alguna", a juicio de los magistrados.

Un agente no identificado golpeó con su pistola en la cabeza a uno de los arrestados.

Posteriormente, junto con el agente condenado Héctor Moreno García, le restregó su cabeza contra unos cubos de basura y le metió en un vehículo policial.

A otro transeúnte le golpearon varias veces con la puerta de un coche patrulla.

Abogado agredido

En la redada también fue detenido el abogado Luis María Figueroa Cuenca, quien, tras identificarse como letrado, quiso parar la agresión.Recibió un rodillazo en la ingle. El golpe le causó una hernia que requirió de intervención quirúrgica. Estuvo de baja casi tres meses. Después, los detenidos fueron trasladados a las dependencias de la Dirección General de Seguridad, donde quedaron a disposición del Grupo V. Cinco arrestados fueron puestos en fila, con las manos apoyadas en la pared.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los policías que entretanto pasaban a su lado les llamaban "canallas e hijos de puta" y les decían que les iban a matar a todos, señala la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Madrid.

Durante todo ese tiempo, los que habían sido heridos durante la detención no recibieron asistencia médica. Permanecían de pie, cara a la pared, con los policías que les tenían que custodiar, amenazándoles.

Es más, a uno de los detenidos le golpearon la cabeza contra la rejilla de una ventana. Finalmente, fueron encerrados en calabozos. Horas después, el abogado recibió amenazas de muerte en las mismas dependencias policiales.

Los cinco policías implicados -Francisco Tudanca Núñez, Héctor Moreno García, Luis Fernando Gallego, José Manuel Ansean González y Luis Sánchez Correyero- redactaron un atestado para el juez de guardia que no reflejaba los hechos tal y como ocurrieron, según los magistrados.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS