Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abogados de familia piden agilizar los trámites en separaciones y divorcios

Los expertos legales reclaman procedimientos específicos

Los procesos de familia en caso de separación o divorcio necesitan un procedimiento judicial especifico que agilice los trámites y facilíte la relación del juez con los cónyuges. Ésta es la reclamación de la Asociación Española de Abogados de Familia, que celebra este fin de semana un encuentro nacional en el que participan abogados, jueces y fiscales de toda España. "En materia familiar existe un completo abandono por parte de las fuerzas políticas en España" afirma Luis Zarraluqui, presidente de esta asociación que reúne a 200 especialistas.

La medida reclamada ahora es urgente, según los abogados de familia, y está pendiente desde la ley de divorcio de 1981. "Nada se ha hecho en este campo desde la reforma de hace 12 años", dice Zarraluqui.La reforma del procedimiento judicial en materia de familia intentaría acercar la Justicia a la realidad de este tipo de conflictos. La Asociación de Abogados de Familia, creada en 1992, ha elaborado "unas propuestas" que permitirían "una considerable mejoría, a la espera de la ansiada regulación total de estos procesos y sin renunciar a ella", según explica en un documento que enviarán a los partidos políticos, al Ministerio de Justicia, al Consejo General del Poder Judicial y al Consejo de la Abogacía, entre otros.

"En 1981, cuando se introdujo la reforma del Código Civil con la ley del divorcio, se reconoció que la problemática familiar en caso de separación y divorcio necesita un procedimiento especial y, sin embargo, más de 12 años después esa reforma no se ha hecho", afirma Luis Zarraluqui. "Lo fundamental es que se haga un procedimiento especial que permita que los cónyuges puedan comparecer ante el juez para explicarse y hacer los trámites más orales", añade.

En la actualidad no es posible, por ejemplo, en los procesos contenciosos, una comparecencia de los cónyuges ante el juez antes de iniciar el proceso, para intentar llegar a una conciliación o a un acuerdo sobre aspectos puntuales de la separación, como las pensiones alimenticias o el régimen de visitas.

Esta comparecencia sólo es posible actualmente en el momento de dictar las medidas provisionales, que se establecen hasta que llegue la sentencia de separación o divorcio. La posibilidad de esta comparecencia agilizaría y humanizaría los procesos y evitaría que se convirtieran, como ocurre ahora, en un intercambio de papeles entre abogados, en opinión de los expertos.

"Hay que acabar con toda esa maraña de formalismos, de documentos y de escritos, siempre mediatizada por el abogado. Esto permitiría recabar toda la información necesaria con todos los matices que existen en un tema tan complicado como son las relaciones personales, especialmente cuando hay hijos de por medio", agrega Zarraluqui.

"La posibilidad de este tipo de comparecencias ante el juez, que actualmente no contempla la legislación, para intentar llegar a una conciliación, permitiría, por ejemplo, derivar muchos casos hacia equipos especializados de mediación familiar que asesorarían a los cónyuges y les harían ver lo perjudicial de las posturas intransigentes", afirma José María Prieto, juez de familia de Madrid.

Otra de las reclamaciones, tanto de los abogados de familia como de los jueces y los fiscales, es el aumento de la jurisdicción de los juzgados de familia a toda la provincia y la creación de más juzgados especializados en estos asuntos.

En España existen actualmente 25 juzgados de familia en grandes ciudades, pero su jurisdicción se circunscribe sólo al término municipal en el que están situados. Esto hace, por ejemplo, que los procesos familiares de los que viven fuera de ese término municipal vayan a un juzgado de primera instancia no especializado.

Equipos especializados

Los especialistas insisten también en la necesidad de incrementar los equipos de mediación familiar, bien dotando de más medios a los juzgados o bien a través de equipos especializados de psicólogos y asistentes sociales en los ayuntamientos, por ejemplo."Esta mediación especializada es fundamental para resolver muchos conflictos en temas, por ejemplo, como la obstaculización de los regímenes de visitas", afirma la juez de familia María Jesús Muriel, de Madrid.

Los especialistas señalan también la necesidad de unificar criterios a la hora de dictar sentencias. Una vía para esta unificación sería la creación de salas especializadas en asuntos de familia en las Audiencias Provinciales, para que trataran todas las apelaciones contra las resoluciones dictadas en estos casos, algo que existe ya en Madrid y Barcelona.

La otra vía es que los fiscales, en las Audiencias Provinciales, interpongan más recursos ante el Tribunal Supremo cuando exista sentencias distintas para casos similares. "Este recurso se llama de casación en interés de ley, y sería una forma de que el Supremo unificara estas disparidades", explica Román García Varela, magistrado del Alto Tribunal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de marzo de 1994