España saca a subasta pública las últimas 'joyas' de Sidi lfni

Las últimas joyas de la corona española en Sidi Ifni han salido a la subasta. Casualmente, la venta pública de este patrimonio inmobiliario se efectúa coincidiendo con el 25º aniversario de la devolución de la ex provincia al Gobierno de Marruecos, en enero de 1969. La principal y más valiosa pieza de este lote es un bello edificio, construido durante los años cincuenta, exponente de la arquitectura colonial, y cuyo último destino fue albergar el consulado y la Pagaduría Militar.

En el tablón de anuncios de la Embajada en Rabat un funcionario ha colocado un cartel, escrito con un rotulador, en el que se convoca la subasta de un edificio situado en la antigua plaza de España de Sidi Ifni, bautizada hoy con el nombre de plaza de Hassan II.Es un edificio de dos pisos de estilo colonial, con una superficie de 492 metros cuadrados, rodeado de un jardín. El precio de salida es de 1,1 millones de dirhams, algo más de 17 millones de pesetas.

Por ahora, el único interesado en el inmueble es el Ayuntamiento de Sidi lfni, quien ha hecho una primera oferta a la baja.

Durante la época colonial, España albergó en este edificio los servicios financieros del territorio de Ifini. Al devolver el territorio a Marruecos, la construcción sirvió de sede de consulado español, y poco después, al crearse la sede consular de Agadir, fue el centro de la Pagaduría Militar, encargada de las indemnizaciones y pensiones a los marroquíes que habían prestado servicio en el Ejército español.

El sargento Aissa

El testigo privilegiado de la historia de esta última joya de la corona española en Sidi Uni es un militar del ex Ejército colonial, al que toda la ciudad conoce con el nombre de "el sargento Aissa". El suboficial, encargado de la custodia del edificio, vivió en la antigua pagaduría hasta hace un año, en que le llegó la edad de jubilación.

Vació la casa y se trasladó a vivir no muy lejos, cerca de la Gran Mezquita, en un piso de su propiedad. Es un testigo mudo e "ilocalizable", que en las noches de Ramadán prefiere cerrarse en su silencio, con sus recuerdos, mientras rompe el ayuno y saborea un tazón de harira [una clase de sopa].

La subasta de este noble edificio parece difícil. Los funcionarios del consulado de Agadir, el más cercano a Sidi lfni, han movilizado y alertado a los potenciales interesados, a los que en los últimos días han remitido cartas. Desde Rabat también se ha enviado a la Administración marroquí un mensaje recordándole el derecho al "prorrateo", que le permite igualar la última oferta que pueda hacer en su día un hipotético interesado.

Estos funcionarios del consulado de Agadir fueron los encargados el año pasado de sacar a subasta otras tres viviendas, las penúltimas propiedades del Estado español, y que fueron adjudicadas por menos de tres millones y medio" de pesetas cada una.

Cuando se cierre la venta de este edificio se habrá clausurado el epílogo de una historia. Son los últimos flecos de una decisión adoptada en 1969, cuando España decidió poner fin a la colonización de este enclave de 1.500 kilómetros cuadrados.

Iffli había sido, pocos años antes de que se tomara esta decisión, escenario de luchas encarnizadas entre la guerrilla nacionalista marroquí y los ejércitos español y francés, que se saldó con un número indeterminado de muertos. Tras los enfrentamientos y la pacificación, Madrid convirtió a este territorio en provincia española, en un intento de reafirmar el control del territorio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 13 de marzo de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50