Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Seguridad Nuclear ha encontrado ya 171 grietas en la vasija del reactor de Zorita

"El problema es grave y preocupante", dice Donato Fuejo, presidente del CSN

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha encontrado ya 171 grietas en la tapa de la vasija del reactor de la central de Zorita, en la provincia de Guadalajara. Ése es el resultado del análisis de 17 de los 37 tubospenetraciones de las barras de control del reactor, zona donde aparecieron las primeras tres fisuras el pasado 18 de enero. Falta conocer datos de otras 20 penetraciones. Donato Fuejo, presidente del CSN, dio ayer estos datos en el Congreso de Diputados; y añadió: "El problema es grave, preocupante. La extensión y profundidad de los daños es muy importante".

Todas las penetraciones analizadas son de reserva; es decir, no están operativas. "Nos encontramos, por tanto, a mitad del proceso. Falta inspeccionar todas las penetraciones que contienen barras de control de la actividad del reactor", explicó el presidente del CSN, que compareció ante la Comisión de Industria y Energía del Congreso. Fuejo aclaró que ahora la central está "en parada segura", y no existe "ningún riesgo de impacto en el exterior ni de sobredosis para el personal". La central no podrá volver a abrir hasta que no se solucionen estos defectos que afectan a su corazón (el reactor).Sobre el futuro de la nuclear de Zorita, la más antigua y pequeña de las nueve que hay en España (aporta un 0,7% de la electricidad nacional), Fuejo señaló: "No quiero ser imprudente ni adelantar decisiones; el Consejo tiene que esperar el final de toda la inspección. Pero sí está claro que con muchos menos daños, en Francia y Suecia han decidido el cambio de la tapa de la vasija. Han optado por una tapa nueva, en vez de la incertidumbre de la inspección constante". El principal coste de cambiar la tapa es que obligaría a la central a estar parada en tomo a un año.

Muchas y profundas

La cifra de las 171 grietas es más significativa si se tiene en cuenta que la media de grietas que han aparecido en. las centrales francesas afectadas por un fallo similar es de cinco.

Los defectos han aparecido en 14 de los 17 tubos analizados. 42 grietas. afectan a la parte superior; o sea, no están causadas por las tensiones de la soldadura de estos tubos a la tapa (defecto hallado a comienzos de 1993 en centrales de Francia y Suecia y que levantó la alerta en España). 82 fisuras presentan una profundidad superior al 50% del espesor de la pared del tubo; 14 superan el 75%; y una es pasante (lo atraviesa). Fuejo añadió: "Además hay posibles grietas circunferenciales (alrededor del tubo)". Éstas son las peores porque pueden romper la vasija de repente. En general, las grietas dejan fugarse el líquido refrigerante altamente radiactivo.

Sobre las causas, el CSN estima que, junto a un defecto de fabricación por tratamiento térmico inadecuado, han influido los incidentes de 1980 y 1981, con fallos en el sistema de purificación del agua del circuito primario, que aumentó su capacidad corrosiva. Fuejo aclaró que el caso de Zorita no se puede generalizar: "Es un problema ligado a la biografía de esta central, que en sus primeros años [abrió en 1968] incluso funcionó sin control ni garantías".

El diputado de IU Manuel García Fonseca pidió el cierre definitivo de la central y criticó "el patinazo" del CSN por no haber incluido a Zorita en el plan de revisiones de las tapas de la vasija, junto a Almaraz y Ascó. Fuejo explicó que la decisión de no revisarla se basó en la documentación aportada por el explotador de la central [Unión Fenosa]: "El Consejo actuó sobre unos informes no precisos, que reflejaban erróneamente las características de la central. De ahí se deriva el patinazo. Esto nos ha obligado a abrir un expediente informativo de por que no se actualizaron los documentos".

A García Fonseca le pareció muy grave esta supuesta falsedad en documentos de valor notarial, "lo que nos hace desconfiar del equipo gestor de la central". Ladislao Martínez, portavoz de la Asociación Ecologista de Defensa de la Naturaleza (Aedenat), organización que dio el pasado fin de semana la primera voz de alarma sobre la multiplicación de las grietas de Zorita (calculaba unas 20), señaló: "La situación es dramática, mucho más grave de lo que suponíamos. La decisión más sensata por parte del CSN será pedir el cierre de Zorita".

El pleno del Ayuntamiento de Guadalajara rechazó ayer una moción que pedía el cierre definitivo de la central, gracias al voto de calidad del alcalde José María Bris, del PP, informa . El alcalde de Almonacid de Zorita, Olegario García, que trabaja en la nuclear, recalcó que un cierre perjudicaría mucho a la zona, al destruir 250 trabajos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 1994