Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pronto de Lola

Dolores García-Hierro Caraballo, de 35 años, no es una diputada corriente. La portavoz adjunta del Grupo Socialista de la Asamblea tiene un timbre de voz y un pronto eléctricot -"el temperamento de Lola"- que la ha cen destacar entre los 101 parlamentarios autonómicos. Dos policías tuvieron ocasión en la noche del miércoles de comprobar la contundencia del carácter de Lola García Hierro. Llegaron a la puerta de la sede del Grupo Socialista, en la quinta planta de Princesa, 3, atestada de reuniones de diputados, en las jornadas previas al congreso re gional del PSOE, y explicaron que querían registrar estas oficinas políticas. García-Hierro se plantó. "Ya pasó la época de la patada en la puerta y de llegar con estas maneras", dicen que se quejó la portavoz socialista. Fuentes cercanas a García Hierro comentaron que a la diputada le pareció una "idiotez" que los policías pretendieran registrar los grupos políticos cuando llevaban el encargo -según se dedujo de sus palabras- de revisar las oficinas de la Dirección Provincial del Ministerio de Trabajo (situadas tres plantas más abajo).Los policías intentaron, incluso, inspeccionar la sala en la que medio centenar de militantes discutían sobre la necesidad de aumentar la cuota femenina en los órganos del PSOE. No lo consiguieron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de enero de 1994