Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Lorena Bobbitt, la mujer que cortó el pene a su esposo, declarada inocente de agresión

El jurado aduce que la acusada actuó bajo perturbación mental temporal

Lorena Bobbitt, la mujer que le cortó el pene a su marido en un arrebato de ira, fue declarada ayer inocente del delito de agresión por un jurado que entendió que la mujer que ha concentrado la atención de la opinión pública norteamericana y de los televidentes durante varias semanas actuó bajo lo que se consideró como perturbación mental temporal cuando atacó al es poso, John Wayne Bobbitt. En el momento de ser anunciado el veredicto, a última hora de la noche en España, se escuchó un grito en la sala, pero el rostro de la acusada permaneció imperturbable.

El jurado que decidió sobre el caso visto durante siete días en la localidad de Manassas (Virginia) apreció que Bobbitt reaccionó de una manera agresiva contra su marido como reacción a los malos tratos de los que había sido objeto de parte de éste durante mucho tiempo. El jurado, que necesitó sólo siete horas de deliberación para ponerse de acuerdo, dijo exactamente que la acusada había sido llevada por "un impulso irresistible".Lorena Bobbitt, cuyo rostro ha sido durante el último mes uno de los más habituales de las pantallas norteamericanas, se mantuvo serena mientras escuchaba de pié el veredicto de los 12 miembros del jurado, integrado por siete mujeres y cinco hombres. La decisión fue transmitida en directo por algunos canales de la televisión estadounidense.

En observación médica

La única condena acordada para Lorena Bobbitt, de 24 años de edad, será la de permanecer un máximo de 45 días bajo observación de una institución psiquiátrica para comprobar su estado mental, aunque si los doctores consideran que no se trata de una persona peligrosa y que se encuentra en perfectas condiciones de llevar ya una vida normal, volverá inmediatamente a su casa.El fiscal del caso, Paul Ebert, que había sostenido durante todo el proceso que Lorena se encontraba en perfectas condiciones mentales, pidió ayer que la acusada sea recluida durante esos 45 días. De haber sido declarada culpable del delito de agresión con intento de causar lesiones graves, la ciudadana norteamericana de origen ecutoriano podría haber sido sentenciada a una pena máxima de 20 años de prisión.

El veredicto emitido constituye un gran éxito para la defensa de Lorena, que consiguió presentar una larga lista de testimonios que sostenían que la joven había sido durante años objeto de abusos síquicos y físicos por parte de su marido. John Bobbitt había sido juzgado previamente por el delito de violación a su mujer en la noche en que ésta le cortó el pene, y fue declarado inocente.

La absolución de Lorena ha causado, sin embargo, más sorpresa, por cuanto se consideraba difícil que el jurado pudiera pasar por alto la evidencia de un pene que fue encontrado en el suelo, a poca distancia de la casa del matrimonio.

El órgano sexual le fue posteriormente reimplantado a John tras una complicada operación de nueve horas, pero los doctores advierten que es necesario esperar algún tiempo antes de comprobar si la intervención fue un completo éxito.

Lorena Bobbitt consiguió, sin duda, impresionar al jurado y al público durante su pasada declaración ante el tribunal, en la que relató la pesadilla vivida con su esposo desde un mes después del matrimonio.

Con su rostro anegado en lágrimas, Lorena Bobbitt dijo que no era capaz de recordar el momento en el que le amputó el miembro a su marido mientras éste dormía. La noche del 23 de junio, después de atacarle, Lorena salió de la casa con el pene en la mano, y lo arrojó por la. ventanilla del coche unos metros más adelante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de enero de 1994

Más información

  • JUICIO ESTRELLA EN ESTADOS UNIDOS