Tribuna:GENTETribuna
i

La duquesa de York comprueba lo efímeras que pueden ser las rosas

Sarah Ferguson ha podido comprobar lo perecedero de las rosas. El nombre de "duquesa de York fue retirado de la variedad de rosa que representaba en el último catálogo de los cultivadores británicos, según publicaba ayer el dominical londinense The Independent on Sunday. El periódico considera que esta acción es la mayor crítica que ha podido recibir la duquesa de York, tras ser fotografiada con el torso desnudo en 1992 en compañía de su asesor financiero y amigo.Es "extremadamente raro" que una rosa reciba un segundo nombre, más teniendo en cuenta que sólo transcurrieron dos años desde su bautizo, agrega el diario, que constata la permanencia del nombre de la flor incluso en los casos en los que la persona de la que se tomó ha fallecido o ha sido olvidada. Tras recordar que la flor que lleva por nombre el de la actriz Ingrid Bergman "todavía florece", el diario afirma que en el caso de la espectacular variedad de rosa "duquesade York", de colores "rojo y amarillo patio", los cultivadores han decidido incluirla en su último catálogo con el nombre de "stinseeker" (buscadora de sol).The Independent on Sunday agrega que el cambio de nombre no fue propiciado por cuestiones relativas a los valores familiares, sino por la "realidad comercial". La mencionada rosa llegó a ser la tercera más popular en la variedad de patio en la primera temporada, pero citando fueron publicadas las fotografías de Sarah Ferguson las ventas descendieron de tal modo que perdió su lugar entre las cinco primeras flores seleccionadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de enero de 1994.

Se adhiere a los criterios de