Móstoles fabrica 'El bosque animado' con papel y cartón

El Centro Cultural El Soto, de Móstoles (192.000 habitantes), se ha transformado en un bosque de quita y pon. Con ayuda de los alumnos de los talleres de escenografía, vestuario y teatro, el recinto se ha convertido en El bosque animado para celebrar el 50 aniversario de la publicación de esta obra de Wenceslao Fernández Florez. Columnas disfrazadas de árboles, esquinas convertidas en cascadas y un terrazo cubierto de hojas secas y arena, dan aspecto de frondosidad y tenebrismo al nuevo escenario en el que pueden aparecer por sorpresa algunos personajes como La Santa Compaña o el Ladrón Fendestestas.

"Se ha pretendido recuperar el cuento de un autor que estuvo marginado de los circuitos comerciales durante mucho tiempo". Para ello, explica uno de los técnicos, Antonio García, se han utilizado materiales de desecho: "No se iban a estropear bosques naturales para montar el nuestro". Entre los materiales: papeles de periódico para las cortezas de los árboles y arena y hojas secas para construir un mullido camino que el visitante recorre.

Centro Cultural El Soto. Avenida de los Deportes, s/n. Abierto todos los días hasta el 20 de enero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 29 de diciembre de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50