Ginebra acoge con prudencia el acercamiento

El acuerdo agrícola anunciado ayer en Bruselas por Leon Brittan y Mickey Kantor, responsables de Comercio de la Unión Europea y de Estados Unidos respectivamente, en el marco de las negociaciones que se llevan a cabo para la conclusión de la Ronda Uruguay el próximo día 15, ha sido acogido con prudencia y cierto escepticismo en la sede del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT), que no ha hecho pública ninguna declaración oficial a este respecto.El director general de este organismo, Peter Sutherland, que "se enteró por las agencias de prensa y desconoce el contenido" prefiere "esperar a obtener más información sobre las discusiones que se han llevado a cabo y a que se concluya un acuerdo global sobre los puntos pendientes", según informó a este periódico el portavoz del GATT, David Woods.

Más información

Woods, quien no se dejó llevar por el entusiasmo a la vista de este acuerdo, es partidario de esperar "a tener algo más que unas declaraciones" por parte de ambas delegaciones, culpables hasta ahora de retrasar los progresos de la Ronda Uruguay, iniciada hace ya siete años.

Contactos informativos

Anoche estaba previsto que Michey Kantor llegara a Ginebra para entrevistarse con el máximo responsable del GATT, a fin de informarle, de primera mano, del contenido de lo pactado con la Unión Europea, antes de que hoy lo haga el representante europeo, Leon Brittan.

El mismo portavoz anunció que el GATT no hará ninguna declaración oficial hasta que no concluyan las negociaciones, atascadas en cinco capítulos: audiovisuales, acceso a los mercados financieros, la creación de la Organización Multilateral del Comercio -a la que se opone Estados Unidos-, acero y aeronáutica.

La apertura de Blair House, que ha supuesto un compromiso de recortar las subvenciones a las exportaciones agrícolas, todavía tiene que pasar el examen francés y ser sancionada por el Consejo de Ministros de los Doce socios comunitarios.

A pesar de los rumores en sentido contrario, no está previsto que hoy se vaya a convocar el Comité de Negociaciones Comerciales, máximo órgano de decisión de la Ronda, porque, según Woods, "es más importante proseguir las negociaciones en un clima privado y confidencial que hacer discursos, para los que no queda mucho tiempo".

Los que sí se reunirán hoy con Peter Sutherland son los jefes de las delegaciones que integran las negociaciones de la Ronda Uruguay del GATT.

En esta reunión, Sutherland les informará con detalle de los últimos progresos alcanzados para que los 116 países que participan en las discusiones de la Ronda puedan ajustar sus ofertas al paquete general de medidas que están destinadas a la liberalización del comercio mundial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de diciembre de 1993.

Lo más visto en...

Top 50