Los mejores anticuarios exponen sus piezas favoritas

Desde un bargueño frailero español hasta un crucifijo-pistola fabricado durante la primera guerra carlista, el aficionado a las antigüedades podrá saciar su curiosidad en la decimoséptima edición de Feriarte, exposición de anticuarios que abrió ayer en el pabellón número ocho del Parque Ferial Juan Carlos I.

Sobre una superficie de 6.000 metros cuadrados exponen sus piezas 148 anticuarios, de 10 comunidades autónomas. Antonio Serrano, presidente de la Federación de Anticuarios de Madrid, y recientemente nombrado presidente de Feriarte, estima que "en la muestra de este año, realizada, sobre todo, con vocación de calidad, el visitante encontrará ciertas ventajas en los precios, pues, si bien es cierto que no existen, y no deben existir gangas, los márgenes de beneficio se han ajusta do al máximo, en consonancia con la situación económica".

Dividida a efectos de recepción y admisión de obras en 19 especialidades, Feriarte es la muestra más importante de España y, en opinión de su directora, Ana Larrañaga, "está considerada entre las cinco ferias más relevantes de Europa y, aunque no ha contado hasta el momento con expositores extranjeros, no descartamos su presencia en futuras ediciones".

Hasta 20 millones

La variedad de precios en una feria de estas características es muy amplia, desde las 80.000 pesetas que puede costar una talla castellana, hasta los 20 millones que habría que invertir en la compra del óleo Niño Jesús bendiciendo, de Murillo, se mueven algunos de los precios hechos públicos por los organizadores.Aunque el gran protagonista de la feria sea, como todos los años, el mueble, no existe en éste una pieza que destaque por lo abundante de su oferta, como ha sucedido en ediciones anteriores. Antonio Serrano opina que "el mercado se ha decantado por lo los que los anticuarios llaman alta decoración, es decir, piezas con las que el cliente pueda convivir, además de saber que tiene a buen recaudo su dinero".

El mercado de antigüedades, sector que ha observado en la última década un proceso de racionalización y auge, se ha visto favorecido en los últimos meses por la devaluación de la peseta, al incrementarse la venta al exterior. Por la misma razón se han visto reducidas las importaciones, en un momento particularmente oportuno para la adquisición de mueble antiguo ruso. Sin embargo, algunas piezas de esa procedencia podrán ser admiradas en la feria.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En 1992 Feriarte tuvo 38.000 visitantes que dieron lugar a más de 3.000 transaciones. El volumen total de negocio no es conocido, pero del número de operaciones se deduce la importancia económica de esta cita anual.

Feriarte 93. Del 20 al 28 de noviembre. Parque Ferial Juan Carlos I. Horario: de 11.30 a 21.30. Entrada: 800 pesetas. Estudiantes y jubilados: 400. Catálogo: 2.500 pesetas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS