Detenidos 400 jóvenes en la 'ruta del bakalao'

Cuatrocientas personas, en su mayoría jóvenes, han sido detenidas durante el fin de semana en distintas ciudades de las denominadas ruta del bakalao y ruta destroyer por consumo y tenencia de drogas, principalmente. Así lo reveló ayer el secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera, en los pasillos del Senado, al término de su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos de la Cámara alta, informa Efe. El número dos de Interior dictó la semana pasada instrucciones para que en las citadas rutas se aplicara con todo rigor la ley Corcuera.

Vera comentó ayer que en cumplimiento de estas órdenes, la policía y la Guardia Civil detuvieron a 400 personas, "muchas de ellas en posesión de drogas, consumiendo y portando", al tiempo que se efectuaron mil controles de alcoholemia. Dichas rutas unen Madrid con Valencia y las costas levantinas.Por otra parte, el Consejo Superior de Tráfico suscribió ayer el borrador de un gran pacto social en el que 60 entidades se comprometen a emprender acciones encaminadas a disminuir el trágico balance de víctimas de tráfico. En la reunión se constató un descenso en el número de fallecidos, pero se considera insuficiente. El pacto, promovido por el Senado, será suscrito en un acto solemne a finales de mes. Los firmantes se comprometen a abandonar cualquier actuación que pueda ser perjudicial para la seguridad vial.

El impacto causado por la muerte de 15 jóvenes en tres accidentes en la madrugada del domingo pesaba aún sobre los asistentes al pleno del Consejo Superior de Tráfico y Seguridad de la Circulación Vial. Siniestros como éstos no rompen la tendencia hacia la disminución del número de víctimas de tráfico en el último par de años, pero caen como un aldabonazo sobre la opinión pública.

El pacto social suscrito ayer, entre otros, por ministerios, comunidades autónomas, ayuntamientos, aseguradoras, fabricantes de automóviles, centros de reconocimiento médico, RACE, Cruz Roja, empresas de publicidad, autoescuelas y usuarios, pretende el mismo objetivo: "sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de aumentar la responsabilidad de los conductores", según manifestaba José Luis Corcuera, ministro del Interior y presidente del Consejo Superior de Tráfico. En su opinión, se está "en el buen camino, pero en este campo todo lo que se haga será insuficiente".

La iniciativa la tomó la Comisión Especial del Senado sobre Seguridad Vial, que, entre sus recomendaciones, abogaba precisamente por un pacto de estas características. "Hay opiniones que estiman en cerca de un billón de pesetas (de 1990) el coste que originan a la economía del país los efectos de los accidentes", decía el informe de la Comisión. El borrador del pacto es el primer paso para tal compromiso, que será firmado a finales de mes.

Multas urbanas

Los presidentes de las entidades firmantes se comprometen a "propiciar acciones para mejorar los índices de seguridad", "situar los trabajos de seguridad vial entre sus prioridades", "abandonar cualquier actuación que pueda ser perjudicial" y "cooperar con los demás organismos". El documento será depositado en el Senado, que custodiará las adhesiones.

Interior rechazó que esta iniciativa vaya acompañada de una mayor represión sobre al conductor. De hecho, la disminución de la siniestralidad se ha dado con un descenso en paralelo de las sanciones. Esta tendencia se refleja también en el número de accidentes, cuyo índice de mortalidad ha bajado del 4.8 al 3.8 entre 1989 y 1992.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 11 de noviembre de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50