Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las empresas de EE UU pierden interés por España debido a los costes laborales

El embajador de Estados Unidos en España, Richard Gardner, hizo ayer una incursión inesperada en el debate nacional sobre política de rentas y reforma del mercado laboral. Al día siguiente de presentar cartas credenciales ante el Rey, Gardner ha advertido en un encuentro informal con periodistas, y con sinceridad inusual para un diplomático, que los inversores norteamericanos habían perdido interés por España a causa de sus altos costes laborales, la rigidez del mercado de trabajo y algunas deficiencias en infraestructuras. El embajador de Estados Unidos llegó a esta conclusión tras reunirse en su país el mes de agosto, unas semanas antes de viajar a Madrid, con representantes de buena parte de las 33 compañías norteamericanas que poseen intereses relevantes en España.

El embajador admitió que el estado de ánimo de sus interlocutores ante las perspectivas de la economía española es de "mucho escepticismo". Uno de sus objetivos diplomáticos, prosiguió Gardner, es invertir esta tendencia, pero para lograrlo necesita, precisó, "una ayuda del Gobierno español". Las declaraciones de Richard Gardner fueron interpretadas en círculos diplomáticos como un espaldarazo al Ejecutivo.

Estados Unidos ha sido en 1991-1992 el tercer inversor extranjero en España, con una cuota del 8%.

Página 15

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de noviembre de 1993

Más información

  • El embajador norteamericano sugiere medidas gubernamentales