Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juicio de Alcalá 20 revive una trágica fiesta de solteros

Treinta amigos se juntaron la madrugada del 17 de diciembre de 1983 en Alcalá 20 para celebrar una despedida de solteros. Cuatro de aquellos amigos no salieron con vida del infernal sótano. Uno de ellos se emocionó ayer mientras rememoraba en el juicio la tragedia: el tribunal suspendió momentáneamente la vista.Los hermanos Francisco y Manuel Valades, copartícipes de la despedida de solteros, indicaron que ellos formaban parte del grupo de personas que jugaron al tren con una vela aquella noche. Pero aclararon que nunca llegaron a utilizarla sobre el escenario, donde se produjo el incendio, sino en la pista. Un empleado de Alcalá 20 les retiró el cirio dos horas antes del incendio. Esta versión corrobora otras anteriores que descartan la tesis de que el fuego se pudo haber producido por el contacto de la vela con las cortinas del escenario.

Algunos supervivientes del desastre insistieron ayer sobre el descontrol que había respecto al aforo. Los de la despedida de soltero eran 30 y, sin embargo, les dejaron pasar pese a que ya había un cartel de aforo completo. Un socio de la discoteca ha declarado que cuando se colococaba ese cartel sólo dejaban entrar a igual número de personas que salían, sin rebasar la capacidad permitida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de noviembre de 1993