Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Poder Judicial expedienta a la juez Blanca Díez y al decano de Marbella

La Inspección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) propondrá hoy en la reunión plenaria del organismo que se abra expediente disciplinario a la juez de Marbella Blanca Esther Diez por una falta muy grave prevista en el artículo 417.3 de la ley orgánica judicial, relativa al abandono o retraso injustificado y reiterado en el desempeño de la función judicial, así como al decano de los juzgados de dicha localidad, Gonzalo Trujillo.Fuentes del CGPJ informaron que el pleno del organismo conocerá hoy los resultados de la inspección extraordinaria que iniciaron el pasado 23 de septiembre tres unidades especiales, integradas por un magistrado y un secretario judicial, expresamente desplazadas a Marbella.

La inspección fue realizada en los siete juzgados de Marbella, entre ellos el número 4, cuya titular es la juez Blanca Esther Díez, que denunció hace unos meses una supuesta trama de corrupción judicial, recientemente archivada, en la que se relacionaba al vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial, José Luis Manzanares Samaniego.

Sin embargo, las fuentes consultadas en el Poder Judicial señalaron que la inspección extraordinaria se ha centrado en el funcionamiento de los juzgados y por tanto "no se refiere a sumarios por corrupción, ni a casos de drogas ni al vicepresidente Manzanares".

En anteriores inspecciones a los juzgados de Marbella, el organismo de gobierno de los jueces ya detectó retraso en algunos de ellos. Del resultado de la inspección se dará traslado a la comisión disciplinaria.

El pleno tiene previsto aprobar hoy la memoria de necesidades de la Administración de Justicia para 1994, que incluye la relación de 80 nuevos jueces y 82 nuevos juzgados cuya implantación demandan las distintas comunidades autónomas y las reformas legislativas que el consejo estima necesarias.

Entre éstas se cita la asunción de nuevas competencias por el propio organismo, el reforzamiento de las garantías mediante el auto de inculpación en el procedimiento abreviado y los juzgados de lo contencioso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de noviembre de 1993