Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Apoyo al Partido Popular porque creo en él"

Mantas, ropa para niños y otras prendas de abrigo. Ésta será la aportación material de Norma Duval a la caravana humanitaria organizada por las Nuevas Generaciones del Partido Popular, con destino a Bosnia-Herzegovina. Cáritas y Cruz Roja de Madrid, colaboran para conseguir el máximo de ayuda, en forma especialmente de medicinas, ropa y alimentos no perecederos. Un convoy compuesto por un número de camiones aún sin determinar, viajará al cruento escenario de la guerra el próximo 15 de noviembre. Además de los citados objetos, la actriz catalana residente en Madrid presta de nuevo su palmito a esta formación política. Ayer asistió a la presentación oficial de la caravana, junto con el alcalde José María Álvarez del Manzano y otros personajes, como el torero Óscar Higares, la actriz Luciana Wolf y el escritor Fernando Sánchez Dragó.Sobre el apoyo prestado por Norma Duval al Partido Popular durante la última campaña electoral han hablado los medios de comunicación, el público y la propia actriz, que declaró haber perdido muchos contratos de trabajo a causa de su presencia en los actos organizados por la formación política. Para colmo, el pasado miércoles en una tertulia radiofónica, a punto estuvo de terminar como Cenicienta, tras lanzar uno de sus zapatos de tacón de aguja a la cabeza del periodista Jimmy Giménez Arnau. Ayer mismo, Norma acudía a la presentación de la caravana humanitaria vestida con un traje de chaqueta color gris, y calzada con los zapatos de la polémica. La actriz de variedades declaró estar muy tranquila y aseguró que el incidente no tenía mayor importancia, "ya que lo urgente es acumular todos los alimentos, ropas y medicinas posibles para que el gesto resulte un éxito".

Pregunta. Además de su presencia como personaje popular, ¿qué ayuda material piensa aportar Norma Duval?

Respuesta. Voy a colaborar como buenamente pueda en todo lo que me sea posible. He oído decir a los dirigentes de Cruz Roja que se necesitan muchas prendas de abrigo, por eso, porque allí el problema del frío es tremendo. He pensado enviar mantas y mucha ropa. Ropa de mis niños y cosas nuevas, naturalmente. También comida para todo el que tenga necesidad. Considero que hay personas más capacitadas para enviar por ejemplo, medicinas.

P. ¿Cree usted que este tipo de iniciativas humanitarias sirven para algo?

R. Sí, porque además los madrileños son muy generosos y es una manera de demostrar que esta guerra absurda y brutal tiene que terminarse. La conciencia del pueblo español, en general, es enorme.

P. Su marido, Marc Ostarcevic, es croata, ¿viven en su casa de una forma especial el conflicto yugoslavo?

R. Marc es yugoslavo-croata y francés. Pero eso es lo de menos, porque ya no sabemos ni siquiera si se puede seguir hablando de Yugoslavia. Todas las guerras son brutales, pero yo creo que ésta supera los límites. Naturalmente, la tragedia nos toca especialmente porque él tiene familia allí que está sufriendo estos horrores.

P. ¿Qué pensará su público al verla hoy en pleno gesto por la paz y ayer empuñando un zapato contra un hombre 10 años mayor que usted?

R. La gente es muy inteligente. Todo el mundo sabe que durante 20 años no he hecho otra cosa que trabajar. Ha quedado claro que soy una mujer con mucho genio. Sí, bastante tranquila, pero cuando alguien llega al límite, cuando atacan a mi familia, tengo que defenderme. Pero estoy encantada de lo que hice, jamás había recibido tantas llamadas telefónicas diciendo "¡bravo Norma!".

P. Después del incidente, podría ocurrir que Pedro Almodóvar la llamase para la segunda parte de Tacones lejanos.

R. Ja, ja, ja, qué sentido del humor. Sólo añadiré que todo lo que tenía que decirle se lo he dicho a la cara. No me parece noble criticar por la espalda.

P. Aquí esta de nuevo, ¿se ratifica como musa del PP?

R. Yo no tengo carné de ningún partido. Apoyo al PP porque creo en él. Eso es la democracia. Y si alguien no respeta lo que yo hago o digo, es que no es un demócrata.

P. ¿Usted también fue musa de los carnavales madrileños en 1988, siendo alcalde Juan Barranco?

R. Yo siempre acudo a la llamada del Ayuntamiento de Madrid porque, aunque nací en Barcelona, esta es la ciudad en la que vivo. Aquélla fue una experiencia maravillosa, admiro a Juan Barranco y a José Barrionuevo, que es amigo mío.

P. ¿Piensa viajar en la caravana destino a Bosnia?

R. Naturalmente que sí. Eso mismo estaba comentando hace un momento con Fernando Sánchez Dragó y ambos estamos de acuerdo en que es lo más bonito. Llegar hasta allí y estar con la gente.

P. ¿Pero no teme al peligro?

R. El viaje es peligroso hasta cierto punto, pero en la vida hay muchas cosas peligrosas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de octubre de 1993

Más información

  • NORMA DUVAL'VEDETTE'