Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO

El Clas traspasa sus poderes al Mapei

El equipo asturiano Clas-Cajastur y el italiano Mapei se fusionan con vistas a 1994. La Central Lechera Asturiana (Clas) abandonará en 1995 su relación con el ciclismo profesional traspa sando su estructura deportiva a la parte italiana. El acuerdo fue firmado el sábado en Madrid. Juan Fernández, el director del Clas, lo había gestionado con anterioridad en busca de un relevo en el patrocinio.

Según el convenio de fusión, el Mapei-Clas participará en 1994 en las pruebas del calendario internacional con licencia italiana. En las de España el nombre de Clas figurará en el uniforme como principal patrocinador. Los 27 corredores de su plantilla formarán dos bloques. Uno cubrirá el programa italiano y la Copa del Mundo. Otro, las carreras españolas y tres pruebas de la Copa. Una selección de los dos bloques se reunirá para el Tour.El acuerdo tiene una vigencia de dos temporadas con opción a una tercera. El futuro de la actual estructura de Clas, dirigida por la empresa lechera con una aportación institucional de la Caja de Asturias, está garantizado hasta 1996. El proyecto de Mapei es continuar con su vinculación con el ciclismo durante un largó periodo.

Mapei es una multinacional dedicada a la fabricación de pegamentos y materiales de PVC y tiene su sede central en Milán. Considerada la primera firma del sector, copa el 15% de la producción mundial y tiene delegaciones en 16 países. Este mismo año, a través de un acuerdo con Eldor, garantizó la continuidad del equipo que encabezaba Marco Giovannetti. El que fuera ganador de la Vuelta a España es uno de los 12 corredores que Mapei aporta a su fusión con Clas, además de los también italianos Ballerini y Della Santa.

Fernández, el máximo responsable de los dos últimos años triunfales del suizo Torny Rominger al frente de Clas, no disimuló su decepción por lo que, a la postre, será para el ciclismo español la pérdida de uno de sus equipos más representativos. El director granadino, afincado en Vitoria, dijo: "Es comprensible. que cualquier empresa tenga derecho a abandonar el ciclismo sin dar explicaciones. Otra cosa es que entendamos que no lo hace en el mejor momento".

El rendimiento publicitario de los triunfos de Rominger y el equipo, valorado sólo en apariciones de Clas en televisión, alcanzó en 1993 los 3.500 millones de pesetas. Su presupuesto superó los 500.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de octubre de 1993