Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fábrica de bombillas Osram cierra y despide a 149 trabajadores

La fábrica de bombillas Osram, la última que quedaba en la región, cierra sus puertas. En la calle quedan 149 trabajadores sin empleo a los que se ofrecen bajas incentivadas con 6,5 millones de pesetas. La compañía, de propiedad alemana, pondrá en marcha un almacén en Torrejón de Ardoz desde el que distribuirá las lámparas, fabricadas fuera.El pasado día 6, la dirección comunicó la decisión al comité de empresa. Ayer quedó formalizada, según explicó uno de los responsables empresariales. "Tenemos los ánimos por los suelos. Ahora es muy difícil encontrar trabajo", señalaba ayer uno de los miembros del comité de empresa, Carlos Sánchez Rodríguez. El fue uno de los últimos en entrar en la compañía, en la que abundan los lazos familiares, pero de eso hace ya 20 años. La firma alemana se instaló en la segunda década de este siglo.

En la dirección aseguran que de los 149 empleados que pierden el trabajo, 76 se han acogido ya a las bajas incentivadas. "La indemnización triplica a la que les correspondería legalmente", afirman. La antigüedad media de los 210 operarios ronda los 25 años.

La luz está a punto de apagarse en el edificio de la calle de Fray Luis de León, 15, que la compañía ha ofrecido como garantía para las indemnizaciones. La empresa aduce su difícil situación financiera, con pérdidas de unos 500 millones de pesetas. Señala la "inviabilidad absoluta" de seguir con la fabricación en Madrid. Sin embargo, los trabajadores sienten estar pagando los platos rotos de la reunificación alemana. "Nos quitan el trabajo a nosotros para dárselo a los de su país", afirman.

Osram cierra su fábrica madrileña, pero no abandona el mercado español. En Torrejón de Ardoz abre un centro de distribución de sus productos, que ahora serán importados. De los 80 empleados, 60 procederán de la fábrica que se clausura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de octubre de 1993