Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Un año de m1vida por la borda

Después de un cerro de años trabajando en oficinas como secretaria bilingüe, me decido: estudiaré Filología Inglesa mientras trabajo y me haré después traductora autónoma.Así que todo el curso pasado preparando el acceso a la Universidad para mayores de 25 años y llegan los exámenes de marzo y, ieureka!, apruebo el ingreso para la Complutense, así tomo el específico en la carrera elegida. Hasta aquí feliz, pero llega septiembre y ¡sorpresa!: la Facultad de Filosofia y Letras, y en concreto Filología Inglesa, que desde siempre ha tenido tres turnos, para facilitar el acceso a la enseñanza a los que no tenemos otro remedio que trabajar, decide que el próximo curso habrá un único turno, de nueve de la mañana a cinco de la tarde.

Ajo y agua: aquí sólo vendrán los que tengan medios para sobrevivir los cinco años que dure la carrera, es decir, los rentistas o los hijos de papá.

¿Qué hago yo con mi acceso a la Universidad tan duramente logrado? ¿Es esto la igualdad de oportunidades enunciada en la Constitución?-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de octubre de 1993