La asamblea de IU de Móstoles sentencia a sus concejales a seguir en la oposición

Los cinco concejales de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Móstoles (192.000 ha bitantes) se sentan en el banquillo de la oposición para lo que queda de legislatura. "Ni acuerdos programáticos, ni pactos de gobierno con el PSOE". Así lo decidieron por unanimidad los 148 militantes que asistieron ayer a la asamblea mandatada por el consejo político regional de IU, de los 430 que están adscritos a la coalición en el municipio.Renovadores y miembros del Pasoc, que días pasados calificaron dicha cita de "pucherazo", asegurando que no acatarían lo que de ella saliese, no asistieron a la asamblea.

El coordinador de Izquierda Unida en Móstoles, Alfonso Fernández, señaló que los cinco ediles del grupo municipal "deberían abandonar sus cargos de concejales por dignidad política, ya que se han resuelto las pegas que ellos ponían para venir". Fernández justificó la ausencia de renovadores y de miembros del Pasoc señalando que "no querían ver una nueva derrota de sus planteamientos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 10 de octubre de 1993.