Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN GRECIA

El socialista Papandreu arrebata el poder a la derecha griega

Andreas Papandreu, de 74 años, carismático líder del Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), se cobró ayer cumplida venganza sobre su viejo enemigo Constantino Mitsotakis, de 75, que quiso mandarle a la cárcel por corrupción. El regreso al poder de este animal político, que hace apenas cuatro años parecía herido de muerte, eraseguro al conocerse los resultados de más del 75% de los votantes, que otorgaban al PASOK el 46,6%, más que suficiente para obtener mayoría absoluta (se le calculan 169 de los 300 diputados), frente al 40% de Nueva Democracia (117 escaños) del conservador Mitsotakis, hasta ahora primer ministro, que admitió su derrota y declaró abierta la batalla por su sucesión.

Primavera Política, el grupo escindido de Nueva Democracia de la mano del ex ministro de Exteriores Antonis Samarás, obtuvo el 4,8% de los votos (10 escaños), mientras que los comunistas ortodoxos se quedaron en un 4,4% (9) y la coalición de izquierdas (Sinaspismós), en la que son mayoría los antiguos eurocomunistas, se situaba unas décimas por debajo del 3% necesario para tener representación en el Parlamento unicameral. Cinco o seis escaños (que perdería Nueva Democracia) estaban en juego."El pueblo griego ha condenado el neoliberalismo y ha dicho sí a la salida de la crisis económica", declaró Andreas Papandreu, con voz poderosa, desde su casa en el barrio ateniense de Ekali. "Afrontaremos unidos los retos que nos esperan", añadió.

Pasa a la página 3

Lo

Viene de la primera páginaEl dirigente del Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) elogió el trabajo de sus colaboradores pero, sobre todo, agradeció al pueblo la confianza depositada en su persona y su partido, una confianza que supone el perdón definitivo después del denominado escándalo Koskotas.

En 1989, el banquero cretense Giorgios Koskotas acusó a Papandreu y varios otros cargos del PASOK de desviar en su propio beneficio una cantidad superior a los 200 millones de dólares. El Gobierno formado por los comunistas en coalición con los conservadores, el famoso pacto a la griega, desató en junio de 1989 una auténtica persecución del dirigente socialista y su partido. La justicia eximió a Papandreu de toda responsabilidad hace apenas un año, pero el perdón definitivo no llegó hasta la jornada electoral de ayer.

Papandreu no pudo dejar de mencionar a su actual esposa, la ex azafata Dimitra Liani, a la que saca 35 años: "Ella es parte esencial de mi vida", dijo entre las carcajadas de los periodistas que seguían su aparición en la televisión.

Volver a las urnas

Constantino Mitsotakis, dirigente de Nueva Democracia (ND), se dirigió a los periodistas sobre las diez y media de la noche. Visiblemente cansado aseguró que ND ejercerá una oposición constructiva. "El pueblo ha hablado. Respeto su decisión, pero no dudo que dentro de poco tendremos oportunidad de volver a enfrentarnos en las urnas", dijo, anticipando que la mayoría del PASOK no le permitirá imponer a su candidato a las elecciones presidenciales previstas para mediados de 1995.

El de ayer es probablemente el último duelo en las urnas de los dos grandes dinosaurios que han rivalizado por el dominio de la política griega desde hace diez años. Mitsotakis dio a entender que cumplirá su promesa de abandonar la dirección del partido conservador, al declarar abierto el proceso de elección de un nuevo líder para Nueva Demorcracia.

Los partidarios del PASOK se lanzaron a la calle poco después de las ocho de la tarde para celebrar el seguro triunfo de su partido. Kostas Laliotis, portavoz del PASOK, solicitó calma a los militantes: "Si os provocan, responded con una sonrisa", dijo. El espíritu conciliador del PASOK, es palpable desde las primeras declaraciones de su portavoz. Está por ver si el revanchismo, propio de la intensidad mediterránea griega, cede paso a un verdadero espíritu constructivo.

Papandreu, futuro presidente de turno de la CE durante el primer semestre de 1994 afirma también que confía en impulsar su papel de intermediario económico entre los Doce y la región balcánica, un mercado aún inestable, pero que ofrece importantes oportunidades para los negocios.

La jornada electoral se desarrolló sin que se produjera ningún incidente de importancia. Los 16.608 colegios abrieron a las 6.25 de la manañana y cerraron a las 17.55, según fuentes del Minisiterio del Interior, que hicieron un severo llamamiento a la participación electoral, obligatoria en este país.

Según explicó un alto cargo de Interior, los ciudadanos que no cumplan con su derecho obligatoria tendrán serios problemas para renovar sus permisos de conducir y pasaportes.

Largo plazo

El más madrugador a la hora de depositar su voto fue el dirigente de Primavera Política, el partido creado el pasado mes de junio por el hombre que, al retirar su apoyo al Gobierno conservador, provocó la caída de Mitsotakis hace ahora un mes. Samarás votó en Kalamata, su localidad de origen. Apenas doscientas personas le esperaban en el colegio, para apludirle cálidamente. Samarás insistió en que su proyecto es a largo plazo y se retiró a Salónica, capital de la Macedonia griega para seguir allí el recuento de los votos.

Mitsotakis rompió la tradición y no se desplazó a su localidad de origen en el deistrio cretense de Hania para depositar su papeleta. El primer ministro votó entre aclamaciones de sus seguidores en el barrio ateniense de Kalizea.

"Nuestro segundo mandato supondrá el gran salto hacia delante de Grecia", declaró, optimista, el primer ministro. Fuentes periodísticas griegas comenta que el hecho de que no se halla desplazado a votar a su lugar de origen ha causado malestar entre sus fieles seguidores. Mitsotakis podría perder apoyo en favor de los ecologistas, tradicionalmente mayoritarios en la isla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de octubre de 1993

Más información

  • Mitsotakis abre tras su derrota electoral la lucha por la sucesiónPapandreu quiere que Grecia sea el intermediario económico entre la CE y los Balcaness socialistas griegos se lanzan a las calles de Atenas para celebrar su triunfo electoral
  • Lo