Tres nuevos estrenos llenan a rebosar la cartelera teatral

Luciano Federico con ¡Porca miseria!, obra de diversos autores, en el teatro Alfil; Eusebio Lázaro con el shakespeariano Otelo, en el teatro Madrid, y José Tamayo con Un tranvía llamado Deseo, de Tennessee Williams, en el teatro Bellas Artes, engordarán hoy la cartelera madrileña. Todos estos espectáculos se estrenan fuera del influjo del Festival de Otoño, que estos días sobrecarga y enriquece la cartelera teatral, tanto de la ciudad como de numerosas poblaciones de la Comunidad de Madrid.Los tres espectáculos presentan otras tantas formas de abordar la modernidad, a pesar de las diferencias de épocas y estilo de las obras. El siciliano Luciano Federico, afincado en España hace una década, interpreta el monólogo.El director y también autor José Antonio Ortega y Federico le han llamado ¡Porca miseria! Espectáculo y actor fueron considerados la revelación de la cartelera barcelonesa la temporada pasada. Federico estará en el teatro Alfil hasta el 17 de octubre, de martes a sábado a las ocho de la tarde, y los domingos, a las cinco. El precio: 1.500 pesetas de jueves a sábado, y 999 pesetas el, resto de los días. Por la noche, el Alfil ofrece otros dos espectáculos a las once. La sala hace descuento de 500 pesetas a los que presenten carné joven, de estudiante o tarjeta del paro.

'Otelo'

El actor y director Eusebio Lázaro estrena esta noche en el teatro de Madrid Otelo, de Shakespeare, espectáculo que llega con un buen currículo tras su gira por diferentes poblaciones. La obra, considerada como la mejor del autor británico, no se había montado en España desde hace 20 años: "Es como si Mozart o Beethoven no fueran instrumentados durante dos décadas", comenta Lázaro, "es inexplicable". . En el reparto, junto a Lázaro, que además de dirigir la obra interpreta al malvado Yago, están Manuel de Blas en Otelo, Marina Saura en Desdémona, y otros actores como Juan Carlos Montalbán, José Caride, Luis Hostalot, Sonsoles Benedicto o Pilar Massa. Otelo estará en cartel hasta el 10 de octubre, con funciones diarias a las 20.30 -domingos a las 19.30-. El precio de la entrada es de 1.800, con un 50% de descuento los miércoles.

Otro clásico, esta vez contemporáneo, es Un tranvía llamado Deseo, que ha elegido Tamayo para inaugurar la temporada de su teatro Bellas Artes. El director, que asistió en 1948 a la mítica representación neoyorquina de esta obra en la que se descubrió a Marlon Brando, tenía ganas desde entonces de montarla. Ahora lo hace con la versión de Enrique Llovet, el escenógrafo Gil Parrondo, el figurinista Pedro Moreno y los actores Ana Marzoa Abel FoIk y Natalia Dicenta, al frente de un amplio reparto. La obra permanecerá en cartel varios meses, con funciones de martes a domingo -viernes y sábados dos funciones- y precios que oscilan entre las 700 y las 2.500 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 29 de septiembre de 1993.