Un trabajador, en coma al caer sobre una verja en una obra ilegal

Gino Morante, un peruano de 34 años, entró en coma el pasado martes por la tarde al caer accidentalmente de un andamio en una obra ilegal y clavarse en la cabeza el pincho de una verja. Morante reparaba un chalé situado en la calle de Domingo Fontán (distrito de Salamanca).El hierro penetró por encima del oído y salió por el parietal. Allí quedó unos 15 minutos incrustado hasta que los bomberos aserraron la verja, los servicios sanitarios le aplicaron las primeras curas y una ambulancia le llevó hasta el hospital Gregorio Marañón. Ayer, en estado de coma profundo, se debatía entre la vida y la muerte.

La obra carecía de licencia, por lo que la Policía Municipal ha denunciado al dueño del inmueble, Santiago Ortiz. Morante trabajaba sin papeles, según fuentes cercanas a la investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 29 de septiembre de 1993.