Doce familias sin casa ocupan un colegio en Carabanchel

Doce familias sin casa, la mayoría gitanas, se instalaron a las diez de la mañana de ayer en el colegio República del Ecuador, abandonado desde hace dos años. Los ocupantes, que se dedican a la venta ambulante, quieren presionar así al Ayuntamiento y a la Comunidad para que les den cuanto antes una vivienda. Estas 70 personas, entre ellos niños y ancianos, viven desde mayo en la calle, después de que el Ayuntamiento les desalojara de sus chabolas, situadas en las calles de La Vía y de Eusebio Morán, en Carabanchel.En 1989, la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) advirtió a estas familias que se les iba a adjudicar una vivienda de promoción social porque las casetas donde vivían debían derribarse para construir 400 pisos, dentro de la llamada bolsa de deterioro urbano de la glorieta Elíptica. Entraron por el sistema de la patada hace años, y algunos pagaban alquiler. Pero el Ayuntamiento negoció la expropiación con los propietarios. En mayo tuvieron que desalojar por orden judicial.

José Antonio Payá, abogado de las 12 familias, asegura que la EMV prometió piso a todas. Pero ninguna lo tiene. Hay seis que ya lo han solicitado al Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima), de la Comunidad.

Desde mayo, las familias están en la calle en condiciones dramáticas. Dos mujeres ya han dado a luz, hace menos de un mes, y otra está a punto. Entre los ocupantes se encuentran 10 niños en edad escolar y varios ancianos. Saturnino García Gómez, de 12 años, sufrió una operación en el tobillo hace un mes y debe ser intervenido otra vez, según cuenta su madre.

A través de la asociación de vecinos El Olivillo, los desterrados han dirigido dos cartas al Ayuntamiento y a la Gerencia de Urbanismo, haciendo hincapié en la situación catastrófica que viven.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de septiembre de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50