Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De contragolpista a golpista

Borís Yeltsin, de 62 años, saltó al primer plano de la atención internacional en 1991 por su brava resistencia al golpe de Estado contra el entonces presidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov perpetrado por elementos conservadores. El frustrado golpe aceleró el fin del régimen soviético, y la figura de Yeltsin dirigiéndose a los demócratas desde un carro de combate pasó a la historía como un símbolo de la nueva Rusia independiente en sus primeros días de euforia.Dos años después, el líder ruso vuelve a enfrentarse de manera directa y contundente con los conservadores, que se concentran ahora en la Casa Blanca, sede del Parlamento ruso. Éstos han venido bloqueando todos sus intentos de llevar a cabo una reforma económica radical, para lo que se han amparado en una Constitución de la época soviética.Tras su victoria en el referéndum del pasado mes de abril, que representó un voto popular de confianza hacia su presidencia y su política reformista, Yeltsin redobló sus ataques para acabar con el Parlamento y forzar unas elecciones generales democráticas.

MÁS INFORMACIÓN

Su alocución televisada del martes por la noche para anunciar la disolución dé la Cámara y la convocatoria de elecciones generales en diciembre representa la culminación de su lucha contra ese sector resistente al cambio, liderado por el presidente de la Cámara, Ruslán Jas bulatov.

Yeltsin ha demostrado a lo largo de los años su habilidad para sobre vivir políticamente en medio de las turbulencias, primero de la Unión Soviética y ahora de Rusia. Hace seis años adimitíó como jefe del Partido Comunista de Moscú no sin antes haber sido públicamente humillado por el Politburó del Partido Comunista (PCUS). Tras el intento de golpe de Estado del 19 de agosto de 1991, Yeltsin fórzó en diciembre de ese mismo año la dimisión de Gorbachov, su principal mentor y luego rival, con lo que quedó como líder indiscutible de la nueva Comunidad de Estados Independientes, sucesora de la Unión Soviética.Borís Nikolayevich Yeltsin nació en una familia de campesinos. Fue jefe local del PCUS en SverdIovsk, su ciudad natal, de 1976 a 1985. Su estrella política ascendió de manera fulgurante cuando Gorbachov le llevó a Moscú en ese año, se incorporó al Politburó (entonces el máximo poder en el país) y se convirtió en el jefe comunista de la capital soviética. Tiene mujer, dos hijas y tres nietos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de septiembre de 1993

Más información

  • BORÍS YELTSIN