Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Mal fario

La coincidencia de la subasta de certificados del Banco de España y la publicación del IPC correspondiente a junio, en tal día como hoy, se consideraba un mal presagio en el patio de operaciones, a pesar de que las previsiones apuestan por una repetición del precio del dinero en el 11% y un discreto relanzamiento de la inflación hasta llegar a una tasa interanual del 4,9%. La espera, en cualquier caso, está resultando dificil, ya que los precios empiezan a encontrar dificultades para mantenerse en los niveles actuales debido a la constante presencia del papel.El mercado se sostuvo sin demasiados problemas, aunque en algún caso hubo que efectuar aplicaciones que inflaron la cifra final de un negocio que tiene dificultades para superar los 10.000 millones de pesetas. El total negociado en esta sesión fue de 12.489 millones de pesetas efectivas. Los mercados extranjeros mantuvieron la tónica de los últimos días, con Francfort disparado gracias a los charts y ya por encima del nivel del 1.800 tras una ganancia de 1, 15%. París intentó superar la barrera del 2.000 en los minutos finales de la jornada, aunque al cierre se conformó con una subida del 0,33% que le sitúa en el 1.992. Londres registraba un pequeño recorte poco antes de concluir la sesión. Wall Street cerró al alza a 3.524,38 puntos.

El índice general de la Bolsa de Madrid terminaba el día con un recorte del 0,09%, 22 centésimas que parecen una firme resistencia al haberse llegado a perder hasta 1,12 puntos en esta misma sesión. El Ibex 35 cedía un 0,15%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de julio de 1993