Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA NUEVA LEGISLATURA

IU-IC necesitó designar a cuatro portavoces para alcanzar un consenso

Casi seis horas de discusión necesitaron ayer los diputados de Izquierda Unida (IU) e Iniciativa per Catalunya (IC) para consensuar el reparto de cargos en su grupo parlamentario, después de que los renovadores dejasen claro que no se sentían e sentados en la propuesta del coordinador de la federación, Julio Anguita. El consenso "de mínimos" logrado ayer, que mantiene la cohesión de IU ante posibles negociaciones de gobierno con el Partido Socialista, establece que el Grupo Federal IU-IC (su nuevo nombre) tendrá un presidenteportavoz -el propio Julio Anguita- y tres portavoces adjuntos.

La distribución de cargos que aprobaron por unanimidad los 17 diputados de IU-IC (todos menos Anguita, convaleciente de su infarto) y sus dos senadores autonómicos es la siguiente: Anguita, presidente del grupo y portavoz; Rafael Ribé (líder de Iniciativa), vicepresidente; Rosa Aguilar (oficialista), portavoz adjunta primera; Diego López Garrido (renovador), portavoz adjunto segundo, y Ricardo Peralta (renovador), portavoz adjunto tercero. Antonio Romero (oficialista) es propuesto para la Mesa del Congreso, en la que IU confía en mantener el cargo.Diputados de Nueva Izquierda reconocieron tras la votación que no se había logrado un acercamiento entre unos y otros, pero destacaron que el acuerdo evita entrar en un callejón sin salida. Estos parlamentarios hubiesen deseado para la corriente el puesto en la Mesa.

El propio Anguita había ultimado la propuesta oficialista en una reunión que mantuvo la noche del jueves con dos electos próximos a él (Rosa Aguilar y Francisco Frutos) y con el responsable de organización de IU, Mariano Santiso. Su oferta, sobre la que giró ayer toda la discusión, es la misma que salió aprobada, salvo que no se contaba con López Garrido para un puesto de portavoz.

Anguita fue informado puntualmente por teléfono del desarrollo del cónclave, que comenzó a las 10.30 y concluyó a las 17.00, con una hora de descanso para almorzar. Cuando los parlamentarios se sentaron, el sector oficial ya había negociado el apoyo de Iniciativa a sus tesis.

Parlamentarios renovadores consideraron al inicio de la reunión que la propuesta elaborada por la mayoría era "una provocación" que rompía el consenso de la pasada legislatura. Los representantes de Nueva Izquierda estaban dispuestos a transigir con que Anguita acumulase los cargos de presidente y portavoz, pero exigían a cambio para ellos la primera portavocía adjunta (para Peralta) y el puesto en la Mesa (para López Garrido). El afán por el consenso les llevó a conformarse con la oferta final.

Este sector veía especialmente inaceptable que Antonio Romero ocupase el puesto en el órgano de gobierno de la Cámara.

La ceremonia de la cohesión

Tras la reunión del grupo parlamentario, tres diputados comparecieron ante los periodistas: el renovador Diego López Garrido, la oficialista Rosa Aguilar y el presidente de Iniciativa, Rafael Ribó. Los tres se esforzaron en recalcar el consenso y la cohesión que habían presidido las decisiones, en un debate que otros intervinientes califican de duro. Ribó calificó las seis horas de debate de "ejemplo de discusión plural, abierta y cohesionada".Aguilar explicó que Anguita no llevará el trabajo cotidiano de portavoz, que se repartirá entre los tres adjuntos, respecto a los cuales dejó patente que hay una prelación. Todos los cargos del grupo formarán una dirección que lo coordine. Si IU obtiene la presidencia de alguna comisión, los nombres planteados para dirigirla son el oficialista José Luis Martínez Blasco y el renovador Pedro Antonio Ríos.

Uno de los puntos de polémica está aún en el aire, ya que no depende sólo del grupo: la presencia en la Mesa del Congreso.IU-IC confía en tener uno de los ocho puestos que forman este órgano de la Cámara -en el que también participa el presidente de la inisina-, pero para ello depende de las negociaciones con el PSOE, el PP y los nacionalistas. Aguilar da por sentado que ese puesto se logrará.

Un dirigente de IU que ha llevado toda la negociación junto a Anguita afirmaba ayer que tal puesto es fundamental, y para IU era también fundamental que lo ocupase alguien "de absoluta confianza" de la mayoría.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de junio de 1993

Más información