Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE EUROPA

El mapa de Bosnia partida en tres se dibuja en Ginebra

Los líderes serbios, croatas y musulmanes, a excepción del presidente Izetbegovic, discuten el nuevo plan de paz

El diseño del futuro mapa de Bosnia-Herzegovina dividida entre serbios, croatas y musulmanes emergió ayer en la nueva ronda de conversaciones de Ginebra, en la que participan los mediadores internacionales David Owen y Thorvald Stoltenberg; los presidentes de Serbia y Croacia, Slobodan Milosevic y Franjo Tudjman; siete miembros de la presidencia colegiada bosnia, encabezados por el croata Franjo Boras, y los líderes de las comunidades serbia y croata de Bosnia, Radovan Karadzic y Mate Boban. El gran ausente de la reunión es Alia lzetbegovic, presidente bosnio, quien a su regreso a Sarajevo reiteró su rechazo a toda idea de división de la república. "Personalmente, creo que no hay nada que discutir con Milosevic y Tudjman", dijo.

Los detalles de la propuesta de Milosevic y Tudjman no se hicieron públicos, pero es claro que guarda poca similitud con el fenecido plan Vance-Owen. En vez de las 10 provincias semiautónomas sugeridas por los dos mediadores de la ONU y la CE, serbios y croatas pretenden la creación de tres miniestados étnicos.Los serbios, cuyas bien pertrechadas milicias controlan el 70% de Bosnia, exigen una "República Serbia" que llegaría hasta territorio de Serbia a lo largo de la frontera occidental de Bosnia, indicaron fuentes diplomáticas. Los croatas, mejor armados, pero menos numerosas que sus antiguos aliados musulmanes, quieren una república croata en el suroeste de Bosnia-Herzegovina y, posiblemente, una pequeña porción de territorio junto a la frontera con Croacia en el norte. Los musulmanes, la comunidad más importante de Bosnia, quedarían confinados en una "República de Bosnia", que incluiría Sarajevo, una porción al norte de la capital y la región de Bihac, al noroeste.

Retirada serbia

A su llegada al aeropuerto de Ginebra, Karadzic se declaró favorable a "tener tres Estados separados" en la ex república yugoslava de Bosnia-Herzegovina, pero añadió: "Si la comunidad internacional prefiere que nos quedemos juntos, entonces haremos una confederación". Informó que los serbios de Bosnia podrían evacuar entre 2.000 y 4.000 kilómetros cuadrados en el territorio que han conquistado. Bosnia-Herzegovina tiene una extensión de 51.129 kilómetros cuadrados, ligeramente superior a la de Aragón.

Asimismo, podrían reconocer el enclave musulmán situado alrededor de la ciudad de Gorazde, actualmente sitiada, por lo que el triángulo inicial previsto en la propuesta serbocroata alrededor de Sarajevo se ampliaría considerablemente. De este modo, comprendería tres de la seis zonas de seguridad declaradas por el Consejo de Seguridad. de la ONU (Srebrenica, Zepa y Gorazde) además del territorio situado alrededor de la ciudad de Bihac. Karadzic dijo que los musulmanes obtendrían "la mejor parte del país, consistente en un 30% del territorio, pero más del 50% de su riqueza". De todas formas, precisó que ni él ni su homólogo croata, Mate Boban, tienen todavía un mapa preciso de las tres entidades a someter a los mediadores internacionales.

Los representantes de la Comunidad Europea (CE) y de Ia ONU se entrevistaron en sucesivas ocasiones con los miembros de la presidencia colegiada, que sólo contaba con un musulmán de los tres que en casos excepcionales componen esta autoridad: Fikret Abdic, el máximo rival de Izetbegovic, además de tres croatas y tres serbios. Según Owen, el fin de estas reuniones no es otro que el de mediar entre ambas partes.

A última hora de la tarde, un portavoz de los mediadores anunció la celebración de una reunión conjunta en la que debían estar presentes todas las partes, a pesar de que los representantes de la presidencia colegiada bosnia no tienen poderes para firmar ningún acuerdo, ya que debe ser el Parlamento de Bosnia-Herzegovina, integrado por 157 parlamentarios de las tres comunidades étnicas, el que ratifique o rechaze la propuesta serbocroata.

"Somos mediadores"

El representante de la CE en las conversaciones de paz señaló: "Somos mediadores, pero también estamos aquí para decirles [a los serbios y croatas] cuál es la opinión de la comunidad internacional sobre las propuestas efectuadas, si son compatibles con las resoluciones del Consejo de Seguridad, Consejo de Europa o si dichas propuestas son razonables y justas".

Al término de las reuniones bilaterales, que los mediadores celebraron con los miembros de la presidencia y con las autoridades serbias y croatas, Owen subrayó que sólo se habían discutido algunas partes del plan serbocroata, principalmente las referentes a los asuntos constitucionales.

"Nos han decepcionado", añadió Owen, por no haber puesto sobre la mesa algo más específico en cuanto al trazado de las nuevas fronteras. [Pero] "quizá ha sido mejor porque muchas de las cosas que proponían no nos gustaban", precisó el mediador en representación de la Comunidad Europea.

Hoy está previsto que Karadzic y Boban se reúnan en Ginebra con los miembros de la presidencia colegiada y con los mediadores internacionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 1993