Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repatriados dos 'cascos azules' ahogados en Bosnia y rescatado otro cadáver

El cadáver del soldado paracaidista Isaac Piñeiro Varela fue rescatado ayer del río Neretva, en Bosnia-Herzegovina, donde el pasado sábado cayó un blindado con cinco cascos azules españoles, de los que sólo uno consiguió salvarse. El cuerpo de Isaac Piñeiro, de 18 años, natural de Orense, fue encontrado junto a los pilares del puente de Dreznica, a 20 kilómetros de Mostar, en el mismo lugar donde aparecieron los cadáveres de los soldados Agustín Maté y Samuel Aguilar, cuyos cuerpos fueron repatriados ayer. Aún continúa la búsqueda del sargento José Antonio Delgado Fernández, que iba al mando del blindado.

Pasadas las nueve de la noche de ayer llegó a la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) un avión CN-235 del Ejército del Aire con los cadáveres de los soldados Samuel Aguilar y Agustín Maté, rescatados el domingo y lunes, respectivamente, de aguas del Neretva. Los féretros, esperados por los familiares de las víctimas, fueron trasladados a la sede de la Brigada Paracaidista de Alcalá de Henares (Madrid), donde fue instalada la capilla ardiente.Las autoridades españolas intentaron repatriar también ayer el cadáver de Piñeiro, pero el hecho de que la jornada fuera festiva en Bosnia-Herzegovina dificultó los trámites burocráticos. Está mañana se celebrará un funeral por las víctimas de este accidente en la base de la Brigada Paracaidista, en Alcalá de Henares, donde estaban destinados los cuatro fallecidos, al que asistirá el ministro de Defensa, Julián García Vargas, entre otras autoridades.

Conductor sin chaleco

En medios militares se baraja el exceso de velocidad como causa más probable del accidente, a falta de que concluya la investigación oficial. El blindado cayó al río tras chocar con el pretil del puente de Dreznica, que se encuentra en una curva y tiene un desnivel a la entrada, por lo que es fácil perder el control del vehículo si se circula a gran velocidad, como se hace con frecuencia al atravesar zonas calientes.En las inmediaciones del puente de Dreznica actúan los francotiradores, uno de los cuales mató hace algunas semanas a un cámara mexicano, contratado por la televisión belga, que circulaba tras un convoy español.

El único superviviente del accidente, el soldado Igor Castresana Sanz, era el conductor. Precisamente para facilitarle la conducción se le permitió no llevar chaleco antifragmentos, al contrario que los demás, lo que le permitió salir a la superficie desde el lecho del río, a 15 metros de profundidad.

Por otra parte, el coronel Francisco Javier Zorzo, jefe de la Agrupación Málaga, primer contingente español enviado a la ex república yugoslava, elogió ayer la actuación de los cascos azules en Bosnia-Herzegovina. El coronel destacó que la Agrupación Málaga, que permaneció en la zona durante seis meses, entre noviembre y abril, realizó unas 900 misiones de escolta de convoyes humanitarios y sus blindados recorrieron alredededor de dos millones de kilómetros, informa Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de junio de 1993

Más información

  • La velocidad, probable causa del accidente