Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baltasar Garzón compara con Disneylandia el programa político del PP

"A ningún afán de nuestro tiempo creo que soy ajeno, y además no quiero serio". Con esta cita de Manuel Azaña, presidente de la República española, justificó Baltasar Garzón su entrada en la política como número dos en las listas del PSOE por Madrid. "Ésa es una frase de alguien que nosotros sí podemos citar sin temor a mancillar su recuerdo", agregó Garzón ante las 1.000 personas que acudieron al mitin organizado por el PSOE en Linares (Jaén), en el que intervinieron además la ministra portavoz del Gobierno y número uno al Congreso por Jaén, Rosa Conde, y el presidente del partido en Andalucía Leocadio Marín. El magistrado en excedencia criticó al PP por presentar programas "idílicos, como si estuviéramos en Disneylandia".

Ante un público totalmente entregado, Baltasar Garzón recordó los años vividos en Jaén y reivindicó, como un ciudadano más, su derecho a participar en la vida política. "Decir esto parece una tontería, pero no lo es tanto", añadió, especialmente cuando las críticas se han multiplicado desde que decidió abandonar su carrera en la Audiencia Nacional para incorporarse como independiente al proyecto socialista. "Algunos critican este derecho desde posturas progresistas y eso es peligrosísimo", remachó.Garzón se preguntó si es necesario pedir permiso para decir lo que uno piensa. Una voz del público contestó: "A Aznar", a lo que el juez replicó: "Ni a ese". "¿Acaso hay que pedir perdón por apoyar el proyecto más coherente de este momento?", siguió preguntando. Y volvió a criticar al Partido Popular por realizar promesas "que ya saben de antemano que no se van a cumplir"

Una forma más de cuestionar el derecho a participar en la vida política, continuó Baltasar Garzón, es considerar que la misma "es un vertedero". Al ex juez, según explicó en el mitin de Linares, le duele que se extienda "el manto de la corrupción" sobre todos los políticos, aunque advirtió que cuando se detecta hay que combatirla. "Nadie tiene que decir que echemos a los que la practican, porque la puerta está abierta y si no salen los empujamos".El tema de la corrupción. también centró parte del discurso de la ministra portavoz, Rosa Conde, quien, tras advertir que los socialistas han cometido errores, sugirió que en su partido quizá no hayan estado "lo suficientemente despiertos" como para dejar fuera de sus filas "a aquéllos que no tenían una ética personal, una ética política. Quizá no hayamos sabido responder a tiempo, pero eso no quiere decir que nosotros admitamos ningún error de ese tipo".Las prioridades

Baltasar Garzón explicó que sus prioridades en la política seguirán, siendo las mismas que las que tenía cuando era juez: la lucha contra la delincuencia organizada y contra el negocio de la droga, "especialmente la lucha contra aquéllos que se lucran con ese beneficio fácil y que tantas muertes produce".

Rosa Conde también atacó durante su intervención al Partido Popular, indicando que España no se puede permitir tener durante cuatro años un Gobierno de derechas: "No se pueden tirar cuatro años a la papelera", dijo, "porque la democracia de este país es demasiado corta todavía".

El partido socialista, según la candidata número 1 por Jaén, tiene que recoger ahora una demanda de la sociedad "que quiere un cambio sobre el cambio y que quiere que sean los socialistas los que lo protagonicen".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de mayo de 1993

Más información

  • El juez evoca el ejemplo político de Azaña