ELECCIONES 6 DE JUNIO

El comité profesional de EL PAÍS rechaza las acusaciones

EL PAÍS, El Comité de Redacción de EL PAÍS -la representación profesional de sus redactores- ha dirigido un escrito a Julio Anguita, coordinador de IU, en el que rechaza sus acusaciones sobre una hipotética intermediación de periodistas de este diario en favor de una coalición IU-PSOE. El texto dice:

"El Comité de Redacción de EL PAÍS ha conocido con sorpresa sus graves imputaciones hacia miembros de la Redacción del periódico. Los testimonios de los asistentes a la comida que ha motivado sus declaraciones -compañeros en el trabajo informativo diario- nos llevan al pleno convencimiento de que la reunión tuvo un tono estrictamente profesional".' "Tras las declaraciones que usted formuló el martes pasado, el Comité de Redacción de EL PAÍS desearía trasladarle alguna de las normas que rigen nuestro trabajo, recogidas en el Estatuto de Redacción, que consagra el derecho constitucional a la libertad de expresión:

'EL PAÍS rechazará cualquier presión de personas, partidos políticos, grupos económicos, religiosos o ideológicos que traten de poner la información al servicio de sus intereses. Esta independencia y la no manipulación de las noticias son una garantía para los derechos de los lectores, cuya salvaguardia constituye la razón última del trabajo redaccional. La información y la opinión estarán claramente diferenciadas entre sí' (art.3.3).

"El Comité de Redacción ha llegado a la conclusión de que estas normas no se vulneraron, en ningún sentido, durante el encuentro que usted y varios miembros de su coalición mantuvieron con nuestros compañeros. Menos aún se trató de ejercer 'presiones brutales' o mediaciones: simplemente, como corresponde a la tarea de informar, se hicieron preguntas". "El tratamiento que determinados medios de comunicación de Madrid han dado a sus manifestaciones ha terminado por convertir en esperpento conspirativo una reunión solicitada por usted y que se encuadra en los hábitos de trabajo normales de cualquier redacción".

"Tratar de transformar a seis periodistas en intermediarios de una fantasmagórica operación política, durante una comida de trece personas, en un restaurante, nos parece, como mínimo, de una grosería intelectual inexplicable".

"Tiene usted derecho a considerar 'persistente, obsesiva, obsesionante' la actitud de un grupo de periodistas que trataban de conocer sus previsiones poselectorales. Pero convertir las percepciones que usted tiene -o incluso su irritación- en acusaciones gravísimas para la Redacción de este periódico es algo que rechazamos con toda energía, porque menoscaba la ejecutoria profesional de sus redactores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de mayo de 1993.

Lo más visto en...

Top 50