'Las patadas' al lenguaje de los médicos, recogidas en un libro

"El paciente ha hecho una neumonía..." o "ha hecho un infarto". Frases como éstas, tan comunes en las conversaciones de los médicos y forman parte de su léxico cotidiano, han dado origen al libro La jerga médica, escrito por Amelio Ordóñez Gallego, oncólogo del servicio de oncología del hospital de la Paz, presentado ayer en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. El volumen constituye un resumen de más de 10 añios de investigación y análisis sobre las características del lenguaje médico durante los años ochenta. Como explica el autor, "es posible entender que alguien haga una silla o una mesa, pues hacer algo es producirlo. Pero no es posible concebir que el paciente 'haga' o 'produzca' una hipertensión".

Sello de distinción

"Esta incorrección es considerada como un sello de distinción, una marca que indica estar versado en asuntos de medicina. En realidad, este tipo de monotonía sólo indica nuestra desidia y nuestra pobreza del léxico", dice el oncólogo. Ordóñez subraya el uso inadecuado del término hembra para designar pacientes del sexo femenino, cuya contrapartida masculina sería macho.Sin embargo, lo correcto es referirse a varón y mujer. Otras veces se dice que "algunos pacientes aquejan disuria [molestias al orinar]. Los enfermos no aquejan; son las enfermedades las que los aquejan", añade Ordóñez. Un barbarismo extendido es el que hace sinónimos patología y enfermedad. Patología sería, a su juicio, el conjunto de síntomas y alteraciones que concurren en una enfermedad, pero no la enfermedad misma.Ordóñez Gallego se muestra confiado en que su investigación contribuya a mejorar ciertas normas gramaticales, a corregir los excesos en el lenguaje médico y, sobre todo, a orientar a los futuros profesionales. "Es triste decirlo, pero es así: hay compañeros que nunca han leído un libro no médico y ni siquiera leen un periódico habitualmente". Para el oncólogo, esto se refleja, entre otras cosas, en el desprecio que tiene hoy día la mayoría de los médicos por el buen uso del idioma. "Al corregir diversos artículos de algunos colegas he sentido a veces una especie de desazón que podía convertirse fácilmente en desesperación". La jerga médica recoge, en 30 artículos muy breves, los principales modismos de este lenguaje: Extranjerismos, neologismos, pleonasmos y elipsis son algunos de los temas analizados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de mayo de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50