Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
6 DE JUNIO, ELECCIONES LEGISLATIVAS

Serra cree que está en juego "la democracia de verdad"

LUIS MAURI, El vicepresidente del Gobierno y número uno de la lista socialista al Congreso por Barcelona, Narcís Serra, afirmó ayer en Barcelona que lo que está en juego en las próximas elecciones es la opción "por la democracia de verdad".

En el acto de presentación de las candidaturas del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), Narcís Serra concedió la misma importancia a los comicios del 6 de junio que a las primeras elecciones democráticas, celebradas en 1977. Según dijo, los españoles optaron en 1977 por "la reforma, el. progreso y la democracia" al negar su apoyo a la derecha y respaldar a formaciones centristas y socialistas. "Hoy, Felipe González es la opción por el progreso y la democracia, frente al camino ambiguo y difuso del PP y la debilidad de liderazgo de Aznar", señaló.

Serra admitió la existencia de algunos defectos" en la gestión de los socialistas al frente del Gobierno, pero dio fe de la "voluntad de corregirlos para alcanzar nuevas metas en la lucha contra el paro y a favor de la cohesión social, el equilibrio territorial, el impulso democrático y la participación en la construcción europea".

"Olimpiada electoral"

En el mismo acto, el alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, convocó ayer una nueva olimpiada. Nueve meses después de la apoteósica clausura de los Juegos Olímpicos, Maragall llamó a los socialistas catalanes a volcarse en una "olimpiada electoral" para que el PSOE pueda mantenerse al frente del Gobierno.

El acto de presentación oficial de los candidatos del PSC, celebrado ayer en un céntrico cine de Barcelona, no escatimó simbología olímpica. Decidido a poner la transformación urbana de Barcelona al servicio de la campaña de Felipe González, Maragall subió al estrado de oradores luciendo en la pechera de su camisa el logotipo del comité organizador de los Juegos Olímpicos de Barcelona. Una hora y media después, el primer gran mitin de la precampaña del PSC concluiría al ritmo pegadizo de la canción oficial de Barcelona 92, Amigos para siempre, en versión de Los Manolos.

Maragall ofreció tres razones que, a su juicio, deberían aconsejar a los electores confiar de nuevo en los socialistas para formar Gobierno. Resaltó que España no ha conocido en los dos últimos siglos un periodo de estabilidad y progreso tan largo como el que empezó en 1982 con la llegada de Felipe González a la presidencia del Gobierno, apuntó que el Ejecutivo del PSOE "ha comprendido las necesidades de Barcelona" y, por último, hizo hicapié en que "Barcelona no habría podido organizar los Juegos sin un Gobierno socialista".

Maragall definió al PP como "la derecha española de siempre" y dijo de José María Aznar: "Es como Fraga, o peor".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de mayo de 1993