Entrevista:6 DE JUNIO, ELECCIONES LEGISLATIVAS

"Los responsables de Filesa son intocables"

Ignacio Sotelo, profesor de Ciencia Política de la Universidad Libre de Berlín, militante de base del PSOE, de cuya ejecutiva federal fue miembro entre 1979 y 198 1, y próximo a la corriente Izquierda Socialista, afirma que en los partidos políticos falta el debate interno porque el mantenimiento de tesis críticas lleva consigo ser eliminado, y que los responsables del caso Filesa, relacionado con la presunta financiación irregular del PSOE, "como son las cúpulas, son intocables".AURELIO MARTíN,

Pregunta. Usted achaca a la financiación irregular el que los partidos se hayan ido desprendiendo de la sociedad. ¿Cuáles son las consecuencias políticas de este fenómeno?

Respuesta. La financiación irregular está bastante generalizada en Europa y es lo que más destruye las esencias democráticas, porque lleva a que la clase política caiga en la ilegalidad, lo cual hace que todos los demás sectores tiendan también a comportamientos ¡legales. No sé si esto pasa en el PSOE, pero la financiación irregular provoca que haya tentaciones de tener dos cajas, una de ellas donde va el dinero irregular, que la mantiene un grupo muy pequeño, lo que les permite permanecer siempre en el poder, y, si algún día se produce un triunfo democrático dentro del partido, lo que heredan los que ganan son deudas. No se sabe cuántos Filesas hay y cuántos partidos tienen Filesas, y dónde está ese dinero, pero no puede estar en la caja normal porque es controlable, lo que produce un daño terrible a la transparencia democrática, pero beneficios inmensos a la cúpula de poder.

P. ¿En qué medida puede haber perjudicado al PSOE el asunto Filesa?

R. Ante estas cosas, la reacción del PSOE ha sido como si hubieran sido de verdad culpables, porque han intentado taparlo por todos los medios y,cuando no ha habido posibilidad, dicen que se habían enterado ayer, cosa que no es creíble porque las cúpulas tienen información perfecta del funcionamiento interno. Pero todos los que están vinculados con Filesa tienen su puesto asegurado, menos dos o tres personas que han quedado tan marcadas que han sido sacrificadas, pero no los responsables, porque éstos, como son las cúpulas, son intocables y

éste es otro de los peligros inmensos que lleva el tipo de la financiación irregular."Carros y carretas"

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

P. En el encuentro de la UNED, celebrado en Segovia, donde usted ha participado, algunos ponentes, como Nicolás Sartorius, hablaron de la excesiva oligarquización de los partidos. ¿Ocurre en el PSOE?

R. Como militante de base del PSOE no he tenido la mínima capacidad de influencia, sobre todo viviendo en Berlín, pero, en general, en los partidos existe la connivencia de gentes que tendrían pocas posibilidades de ser competitivas y que en las formaciones políticas ocupan posiciones que nunca tendrían en la sociedad; y, por tanto, están dispuestos a tragar carros y carretas si lo único que les interesa es la continuidad en las listas.

P. ¿Cuál es la situación de la democracia en Europa?

R. Los problemas de la democracia española encajan en la europea. El primer síntoma grave en toda Europa es que esa credibilidad de los partidos y la de los políticos que están al frente de ellos ha descendido enormemente; hay un desacuerdo generalizado entre la conciencia ciudadana y la conciencia específica de una clase política. El primer elemento ha sido el que los partidos se han ido desprendiendo de la sociedad, justamente por la financiación pública de los partidos, que es un fenómeno que se da en casi todos los países europeos y que tiene, desde el punto de vista democrático, graves inconvenientes, aunque la financiación privada hace que los partidos de derecha cuenten con una aportación importante y los de izquierda dependan de sus bases.

P. Pero ¿es sólo el tema financiero el que distorsiona la democracia euro

R. En una sociedad como la nuestra, en la que los profesionales dependen de su trabajo, disponibles para la política sólo están los funcionarios, que son los únicos que pueden pedir excedencia especial.

Políticos y funcionarios

Entonces, la independencia de la sociedad queda restringida al funcionariado y, al mismo tiempo, como funcionarios y políticos tienen que trabajar juntos al estar vinculados en las tomas de decisiones en los ministerios, se crea una amalgama con puestos intercambiables que hace real el distanciamiento con la sociedad, pues la mayoría de los ciudadanos ni son funcionarios ni son políticos, y éstos son los que quedan al margen de la política.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS