Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Peter Brooke,

ministro británico del Patrimonio, anunció ayer en el Parlamento que a partir del próximo mes de agosto Buckingham Palace, residencia de la reina Isabel II de Inglaterra, será abierto al público. Los visitantes habrán de pagar una entrada que contribuirá a recaudar fondos para pagar un 70% de los costes de reparación del castillo de Windsor, cuyo incendio el pasado mes de noviembre produjo unas pérdidas a la familia real británica de cerca de 40 millones de libras esterlinas (más de 7.000 millones de pesetas).Por otra parte, Carol Quirk se ha convertido en la nueva sombra de Diana de Gales. La princesa tiene por primera vez una mujer como guardaespaldas, esta detective que ha estado en periodo de prueba durante los últimos tres meses, informó ayer, jueves, la prensa popular londinense. La princesa ha dado su visto bueno a Quirk, quien la dejó sorprendida en los últimos meses con sus tácticas detectivescas. Al parecer, Diana, sus hijos, los príncipes Guillermo y Enrique, y la detective Carol Quirk, pasaron buenos momentos durante la Semana Santa en un parque de las afueras de Londres, agregan los periódicos. Quirk sustituye a Des Stout, que resultó herido recientemente durante unas prácticas de tiro, y se unirá al equipo que

protege habitualmente a Diana, formado por Ken Wharfe, Pete Brown Dave Sharp.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de abril de 1993