Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad prepara un presupuesto de crisis para 1994

La Comunidad Europea contará por segundo año consecutivo con un presupuesto duramente -estrictivo, según las cifras avanzadas ayer por la Comisión Europea, que presenté el anteproyecto de su programa de gastos para 1994. La crisis económica instalada en Europa no permitirá reclutar ni un solo funcionario más, a pesar de las nuevas y múltiples tareas asignadas a las instituciones europeas por el Tratado de Maastricht y dejará algunas lineas presupuestarias muy mal dotadas para enfrentar las peripecias que puedan surgir durante 2 año, como es el caso de la "línea directriz" agrícola.Los compromisos del presupuesto de 1994 aumentan en un 5,9% respecto a 1993, que significa un 2,4% real si se tiene en cuenta la inflación comunitaria de un 3,5%. Los créditos de pago aumentan en un 7%, que en términos reales significa un 3,5%. En cifras nominales, los compromisos aumentan desde los 69.058 millones de ecus (9,6 billones de pesetas) del presupuesto de 1993 a 73.167 millones (10,2 billones de pesetas). Y los créditos de pago, desde los 65.522 millones de ecus de 1993 (9,1 billones de pesetas) hasta los 70.099 para 1994 (9,8 billones de pesetas).

Uno de los capítulos de mayor interés para España, el del Fondo de Cohesión, ha sido tratado en la propuesta de la Comisión en línea con los compromisos adoptados en el Consejo Europeo de Edimburgo. El Fondo crece en un 18,4% y pasa desde los 1.565 millones de ecus (219. 100 millones de pesetas) correspondientes a 1993 a los 1.853 millones de ecus (259.420 millones de pesetas) correspondientes a 1994. Los fondos estructurales, en cambio, crecen un 3,4%, desde los actuales 20.613 millones de ecus (2,8 billones de pesetas) hasta los 21.323 millones (casi 3 billones de pesetas) de 1994.

La reforma de la Política Agrícola Común puede desbordar la previsión inicial de 36.465 millones de ecus (5,1 billones de pesetas), principalmente tras la experiencia de los últimos meses en los que las turbulencias monetarias han producido una desviación al alza en el gasto agrario de 1.500 millones de ecus (210.000 millones de pesetas).

Los problemas monetarios han dado lugar a la pérdida de valor nominal de los salarios de los funcionarios de las instituciones europeas, pues la moneda utilizada para contabilizar sus salarios, el ecu, se ha visto devaluada con relación al franco belga y luxemburgués. El capítulo de personal prevé un aumento del 4%, pero la depreciación del ecu es del orden del 5,3%, por lo que de hecho se puede producir un recorte de los salarios en términos reales y una congelación total de plantillas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de abril de 1993

Más información

  • Los gastos, crecen un 2,4% en términos reales y se congela la contratación de personal