Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio millón de homosexuales convierten Washington en la capital gay del mundo

¡Al diablo prejuicios y clichés! Washington es este fin de semana la capital de la nación marica. Así, en esos términos, sin tapujos, como orgullosamente presumen el medio millón de homosexuales y lesbianas que literalmente han ocupado esta ciudad para expresar unidos sus reivindicaciones en la que puede ser hoy la manifestación más grande jamás conocida en Estados Unidos. Nunca, en ninguna parte del mundo se había conocido una similar concentración de homosexuales.

Cualquiera puede imaginar lo que significa que a una ciudad de 600.000 habitantes llegue de repente una cantidad similar de visitantes, tan peculiares además como parejas del mismo sexo que caminan de la mano y exhiben con naturalidad sus inclinaciones.

El presidente Bill Clinton, cuya política en contra de la discriminación de los homosexuales en el Ejército desató todo este activismo, ha decidido estar ausente de la capital estos días para no verse obligado a marchar hoy también por la explanada del Mall. Clinton prefirió limitarse a enviar a los participantes una carta de apoyo a su causa que será leída durante la manifestación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de abril de 1993