Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Rusia será una república presidencial", dice Yeltsin al cerrar la campaña del referéndum

"Rusia debe ser y será una república presidencial", dijo anoche el lider ruso, Borís Yeltsin, en una intervención televisiva que marcó la culminación de su campaña electoral por el referéndum, que convoca hoy a las urnas a más de 105 millones de rusos para decidir sobre el futuro de las instituciones de poder en el país.

MÁS INFORMACIÓN

En una alocución previamente grabada, Borís Yeltsin, con voz muy tranquila, asoció el voto de confianza a su persona al proyecto de una nueva Constitución y afirmó que el proyecto preparado a petición suya contiene "lo mejor" de otros borradores existentes, incluido el que confeccionó el difunto premio Nobel de la Paz, Andréi Sájarov. "Su voto por el presidente será contemplado como su voluntad de adoptar una nueva Constitución", señaló el presidente.

"Si la mayoría exige elecciones anticipadas de, los diputados populares, haré todo (lo posible) para que se lleven a cabo en otoño de este año", dijo el presidente. Este afirmó que Rusia necesita un parlamento de dos cámaras con autoridad y profesional.

Extendiéndose sobre la reforma económica. Yeltsin aseguró que no existen "métodos sencillos e ¡indoloros de superar la crisis". Afirmó, sin embargo, que la etapa más dolorosa y de choque" ha pasado y prometió una serie de decretos para contener la inflación, regular las relaciones con los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) y encauzar la quiebra de las empresas "incapaces" mediante la creación de una comisión de saneamiento y reorganización de las firrnas estatales.

Dirigiéndose a las Fuerzas Armadas, Yeltsin manifestó que el Ejército es "uno de los principales pilares de la estabilidad" del país y prometió repartir terreno,s entre los oficiales que hayan servido "dignamente".

El presidente exhortó a sus conciudadanos a participar en el referéndum y aseguró que quedarse en casa "aumenta el peligro de fraudes y engaños". "Ahora, queridos rusos, ustedes tienen la palabra. Creo en su sentido común. Conflo en su apoyo. Estamos juntos", concluyó.

Alternativa rival

Pocas horas antes, el jefe del Parlamento, Ruslán Jasbulátov, el principal rival de Yeltsin, intervino también en la televisión con su propio mensaje. En él, Jasbulátov aseguró que hay "alternativa" al presidente, afirmó que "se prepara una tergiversación de los resultados del referéndum" y advirtió que "no permitiremos ninguna desviación de la Constitución".

En una entrevista con el periódico Rossiskaia Gazeta, Jasbulátov afirmó ayer que resistirá cualquier intento de alterar el régimen constitucional y disolver el Parlamento, si Yeltsin decide tomar tales medidas tras conseguir una victoria en el referéndurn.

Jasbulátov acusó a Yeltsin de querer dar un "golpe de Estado" por tercera vez, tras intentarlo el 10 diciembre de 1992, cuando pidió al pueblo que decidiera si confialba más en el presidente o en el Congreso de los Diputados, y el 20 marzo, cuando anunció un régimen especial de dirección del país.

Las encuestas dan diferentes pronósticos y, mayoritariamente, indican que Yeltsin rebasará el listón del 50% de los votantes en la primera pregunta.

El referéndum se celebra en todo el territorio de Rusia, que tiene 10 husos horarios. Las urnas están abiertas hasta las 10 de la noche (horas locales). La república díscola de Chechenia, en el norte del Cáucaso, es el único territorio que no participa en el plebiscito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de abril de 1993

Más información

  • El presidente vincula su eventual triunfo hoy a un cambio constitucional