Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caja España absorberá a la Caja Rural de Salamanca

El consejo rector de la Caja Rural de Salamanca acordó comenzar los trámites para la integración de la cooperativa de crédito en Caja España, con el objetivo -según ha comunicado la entidad- de "conseguir una mayor competitividad, incrementar y diversificar los productos y disponer de mayores recursos financieros".

La Caja Rural salmantina aportará 13.113 millones de pesetas en pasivo, una capacidad crediticia de más de 10.000 millones, 47 oficinas en la provincia y 130 empleados.En una reciente inspección, el Banco de España había "apuntado" a la cooperativa de crédito salmantina, según su presidente, Secundino Santiago, la conveniencia de integrarse en alguna entidad sólida, aunque no había presentado objeciones a la situación de la cooperativa.

Descartada la posibilidad de Caja de Salamanca y Soria, por la duplicidad que supondría en la provincia y por carecer de interlocutor válido en este momento, según el presidente, se entró en negociaciones con Caja España.

La integración por absorción, según Secundino Santiago, " aportará una línea de crédito específica y en condiciones preferentes, de 20.000 millones de pesetas, lo cual significa más del doble de lo que actualmente disponernos".

Una vez que se ha dado cuenta de la decisión a las autoridades económicas, y financieras, así como a los socios de la entidad de crédito, en breve comenzarán las asambleas preparatorias de la asamblea general, en la que se decidirá si procede la integración.

Por lo pronto, la Federación de Cajas Rurales de Castilla y León y las organizaciones agrarias de la provincia de Salamanca han expresado públicamente que rechazan "la venta" -según definen la operación- de la Caja Rural de Salamanca a Caja España.

Con la integración, Caja España consolidará su posición de líder en la Comunidad de Castilla y León, por delante de su rival, la Caja Salamanca y Soria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de abril de 1993

Más información

  • La Federación de Cajas Rurales, en contra