Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andrés Oppenheimer y Manuel Barriopedro, premios Ortega y Gasset de Periodismo

El periodista Andrés Oppenheimer, de 42 años, por su trabajo de investigación sobre Cuba realizado para The Miami Herald y publicado en este diario y en su suplemento en castellano El Nuevo Herald, y el fotógrafo Manuel Pérez Barriopedro, de 45 años, por la fotografía de la familia real española y otras personalidades durante la celebración de la final de waterpolo en los Juegos Olímpicos de Barcelona, son los ganadores de la décima edición de los Premios Ortega y Gasset de Periodismo, que anualmente concede el diario EL PAÍS.

En el apartado de periodismo impreso, el jurado hizo una mención especial al periodista chileno Juan Pablo Cárdenas por sus artículos publicados en las revistas Tiempo y Análisis en 1992, que se enmarcan en una trayectoria profesional "de valiente compromiso con las libertades en su país y América Latina".Los Premios Ortega y Gasset reconocen la labor más destacada en el campo del periodismo impreso y gráfico durante el año precedente. Están dotados con dos millones de pesetas en cada apartado y a él pueden concurrir periodistas que hayan difundido sus trabajos en medios editados en cualquiera de las lenguas españolas, con la sola exclusión de los realizados por periodistas de EL PMS. En la presente edición han concurrido 128 trabajos al premio de periodismo impreso y 52 al de fotografía.

El jurado otorgó por mayoría el premio de periodismo impreso a Andrés Oppenheimer, por considerar que su trabajo es una muestra del mejor periodismo de investigación.

Sus revelaciones sobre la situación de Cuba, a partir de la ejecución del general Ochoa y otros altos mandos militares, son producto de tres años de trabajo que le han llevado, en sucesivos viajes, a Cuba, Nicaragua, Panamá, Colombia y México para completar una investigación en la que realizó más de 500 entrevistas.

Oppenheimer es actualmente corresponsal para América Latina de The Miami Herald, periódico en el que trabaja desde 1983. Es uno de los cinco redactores de este diario que ganaron el Premio Pulitzer en 1987 por haber destapado el escándalo Irán-Contra, que sacó a relucir la ayuda no autorizada del Gobierno norteamericano a los rebeldes contras de Nicaragua.

Al año siguiente fue copartícipe del premio de periodismo investigativo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Se inició en el periodismo en Argentina, donde nació en 1951, y fue redactor de Associated Press desde 1978 hasta que se incorporó a su actual periódico.

La hora final

Los trabajos de Oppenheimer han sido publicados en The Miami Herald y su suplemento en castellano El Nuevo Herald, y algunas de sus revelaciones más importantes han sido posteriormente recogidas en medios de comunicación españoles y latinoamericanos. El trabajo completo de su investigación ha sido recogido en el libro La hora final de Castro, recientemente publicado en España por Javier Vergara Editor.

El premio de periodismo gráfico fue otorgado por unanimidad a Manuel Pérez Barriopedro, periodista de la agencia Efe, por la fotografía de la familia real y otras' personalidades tomada en la final de waterpolo durante los Juegos Olímpicos de Barcelona. La imagen corresponde al momento en que el rey Juan Carlos y otros miembros de la familia real, acompañados de otras personalidades, estallan de júbilo por el gol con el que España empataba el partido contra la selección italiana.

La fotografía de Barriopedro, publicada en numerosos medios de comunicación de dentro y fuera de España, ha pasado a ser una de las imágenes más representativas y recordadas de los Juegos Olímpicos.

Barriopedro, cuenta en su haber profesional con otra imagen que es un hito en la historia del periodismo gráfico en España: la de Tejero tomando a punta de pistola el Congreso de los Diputados el 23 de febrero de 1981. Por aquel trabajo fue premiado con el World Press Photo, galardón que no posee ningún otro reportero gráfico y que también le valió el Premio Nacional de Periodismo.

Su bautismo como fotógrafo, tras haber trabajado desde los 14 años en el laboratorio de la agencia Efe, fue en 1977, en otro momento histórico de la transición política, con ocasión de la matanza de los abogados laboralistas de la calle de Atocha, en Madrid, por un grupo de extrema derecha.

Los Premios Ortega y Gasset fueron convocados por primera vez en 1984. En la edición del año pasado resultaron ganadores Manuel Leguineche (periodismo impreso) y Pere Tordera (periodismo gráfico).

Más allá de la noticia

"Estoy emocionadísimo. No ha podido llegar el premio en mejor momento", dijo ayer Andrés Oppenheimer en Santiago de Chile, donde se encuentra participando en un curso sobre periodismo de investigación. "Creo que se ha tenido en cuenta precisamente ese periodismo que va más allá de la noticia".Nacido en Argentina en 1951, redactor de Siete Días, emigró a Estados Unidos en 1976 huyendo de la dictadura militar. Un master de Periodismo en la Universidad de Columbia (Nueva York) marcó su dedicación al periodismo de investigación, "aunque también influyó mucho", confiesa, "la película sobre el asunto Watergate, Todos los hombres del presidente ". "Soy un apasionado de Bob Woodward y admiro a los periodistas que no se conforman con la noticia en sí y van más lejos de la pura información cotidiana".

"La función de destapar es quizá la más importante del periodismo de investigación", prosigue, "aunque, ¡cuidado!, porque no es nuestra misión hacer ningún tipo de cruzada. Yo me metí en Cuba y saqué a relucir una serie de casos que el Gobierno cubano estaba tapando y los expuse en artículos y en un libro (La hora final de Castro). Y punto. Ahí terminó mi labor como periodista".

Oppenheimer explica que en los reportajes sobre Cuba ha intentado hacer una radiografia de la Cuba posterior a la caída del bloque soviético, "y es crítica tanto con los sectores más reaccionarios del Gobierno de Fidel Castro como con los del exilio cubano".

Partido de infarto

Manuel Pérez Barriopedro recibió la noticia de la concesión del premio de periodismo gráfico saliendo de la sede de la agencia Efe para hacer una información. "Creo que es el premio que desearía cualquier profesional; es, desde luego, muy emotivo y me he llevado una gran sorpresa".

Recuerda Barriopedro que tomó la fotografia premiada en la final España-ltalia de waterpolo en los Juegos Olímpicos de Barcelona. "La familia real y otras personalidades habían dado muestras de apoyo constantes al equipo español. Yo veía que estábamos ante un partido de infarto y me preparé para captar ese júbilo tremendo cada vez que España se ponía delante. Y lo conseguí".

Barriopedro, nacido en Madrid en 1947, es también el autor de la histórica instantánea del teniente coronel Antonio Tejero en el asalto al Congreso de los Diputados el 23 de febrero de 1981. "Aquella fotografla supuso para mí un impacto muy importante, aunque el mérito fue sacar el carrete aquella misma noche del hemiciclo. Desde entonces el problema consiste en que te exigen y te exiges el estar siempre arriba".

El fotógrado galardonado, que dice afiorar el blanco y negro, "aunque ahora el color te permite mayor movilidad y jugar más con las luces", estima que el nivel de la fotografia de prensa en España es bueno, "aunque se echa de menos un buen departamento en la un¡versidad". "Continuamos siendo autodidactas; el fotógrafo se hace en la calle buscándose la vida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de abril de 1993

Más información