Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los refugiados tendrán asido en siete días sí el Gobierno no responde a su demanda

La reforma de la Ley de Asilo y Refugio, que acaba con la distinción de ambas figuras e introduce mecanismos de control más rigurosos, obtuvo ayer la unanimidad del Congreso de los Diputados al ser aprobada por 280 votos a favor, tantos como parlamentarios presentes en el hemiciclo en el momento de la votación. En el texto reformado se establece que si a los siete días de solicitada la condición de refugiado la Administración no contesta, se entiende concedida la autorización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de marzo de 1993