El vitíligo de Michael Jackson

El cantante negro achaca su blanqueo a una enfermedad, para sorpresa de dermatólogos

"¡Pero si está decolorado por igual!". "Eso es de darse potingues", comentan algunos dermatólogos españoles sorprendidos de que el cantante negro Michael Jackson achaque su adquirida blancura a una enfiermedad llamada vitíligo. Porque el vitíligo, que sólo afecta al 1% de la población, produce unas manchas parcheadas, rodeadas de un halo más oscuro y difíciles de camuflar con maquillaje. Para los que no tienen complejo en admitir que se quieren blanquear, los tratamientos se anuncian abiertamente hasta en el metro de Nueva York.

"Me siento orgulloso de ser un negro americano", declaraba hace poco la estrella de la canción, ¿negra, blanca?, Michael Jackson en un programa de la cadena de televisión norteamericana ABC. Y para explicar de alguna manera la evidencia de su cutis ya casi de marfil sólo se le ocurrió afirmar que padece una enfermedad hereditaria que le blanquea la piel con el paso del tiempo. Ah, también dijo que tenía miedo a las operaciones y que por eso sólo se ha "retocado" nariz y barbilla.Sorprendida, Alicia Marqués, dermatóloga del hospital Ramón y Cajal de Madrid, cree más bien que la faz cerúlea de Jackson es una combinación explosiva de cirugía estética y uso a granel de decolorantes de la piel. "Hay unas sustancias despigmentadoras, hidroquinonas o derivados, que se usan normalmente para decolorar pequeñas manchas, como los léntigos o el cloasma (el conocido paño de la embarazada)", comenta.

Estos productos despigmentantes se pueden preparar en la concentración que se desee. Incluso elaborar geles para extender por todo el cuerpo, como supone la dermatóloga que ha sido el entretenimiento del cantante de Black or while durante los últimos años.

Anuncios en el metro

"¿Que dice que tiene qué?', pregunta Ángel Simón Merchán, jefe del servicio de dermatología de la clínica Puerta de Hierro, para quien la posibilidad de aclararse la piel "es algo sobradamente conocido". "Se da espontáneamente en algunos obreros que manipulan sustancias con efectos decolorantes". Y de ninguna forma es de la opinión de que a raíz del uso continuado de un agente despigmentante se desarrolle un vitíligo. Tan sabido es el tema que en el metro de Nueva York o en el Boston hay grandes anuncios que ofrecen tan abiertamente "blanqueo, de piel", como tratamientos antiverrugas o yogures para bebés.Pero Jackson insiste en que padece un vitíligo. Esta enfermedad, que apenas afecta al 1% de la población mundial, aparece de repente. En un 505% de los casos, antes de cumplir los 20 años. Afecta por igual a todas las razas y es ligeramente más frecuente en mujeres.

Aunque todavía no está determinado si existe un componente genético, lo cierto es que la mayoría de los afectados de vitíligo tiene antecedentes familiares. Latoya Jackson, que no conocía precedente alguno en su familia, se mostró diveritidamente sorprendida por las declaraciones de su hermano. Se sabe que esta patología es de carácter auntoinmune, "y, como en otras enfermedades autoinmunes, una situación de estrés o de inestabilidad emocional puede desencadenarla", indica Alicia Marqués.

Manchas blancas

Se manifiesta con unas grandes máculas blancas sin relieve y rodeadas de un halo más oscuro, preferentemente en las zonas de la piel expuestas a la luz solar. Las manchas responden a una destrucción de los melanocitos responsables de la pigmentación cutánea. Lenta y progresivamente, pueden extenderse a más areas del cuerpo, hasta poder convertirse en un vitiligo universal, "extrañísimo, casi imposible", dice Alicia Marqués, pero la única explicación posible para que el cantante universal se haya quedado todo blanco por igual.Sólo en un 10% de los pacientes afectados de vitíligo la enfermedad remite espontáneamente, y, para los casos en que no es así, "el tratamiento es muy insatisfactorio", reconoce Alicia Marqués. "En un porcentaje no muy alto se obtiene una repigmentación de la piel, aunque puede volver a reblanquear con el tiempo", añade.

Estos tratamientos se basan en la aplicación de medicamentos estimulantes de la pigmentación combinados con la exposición a la luz solar. También existen terapias de carnuflaje, con sustancias que tiñen las zonas sin color, pero que, desafortunadamente, sólo duran días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de febrero de 1993.

Lo más visto en...

Top 50