Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tres principales cadenas norteamericanas emiten la historia de la 'Lolita de Long Island'

Nueva York

La historia de Amy Fisher, la adolescente de Long Island que disparó contra la esposa de su amante en mayo de 1992, fascina a los norteamericanos, a juzgar por el extraordinario éxito de películas televisivas sobre la nueva Lolita. Unos 134 millones de espectadores se pegaron a sus televisores para ver las versiones que las tres grandes cadenas (ABC, NBC y CBS) han realizado en cuestión de semanas sobre los sucesos que han llevado a Amy Fisher a cumplir una condena de 5 a 15 años por intento de asesinato.La cantidad de personas interesadas en la llamada Lolita de Long Island es sorprendente si se tiene en cuenta que el acontecimiento que más telespectadores atrae, la final de la Superbowl del fútbol americano congrega a unos 120 millones de telespectadores cada año.

Este fenómeno ha demostrado que las grandes cadenas tenían razón en sus planteamientos: el público norteamericano quiere que los escándalos que lee en los periódicos sean puestos lo antes posible en las pantallas de televisión en forma de documental dramático. Las cadenas han tardado menos de ocho meses en preparar los guiones, escoger a los actores, buscar las localizaciones exteriores, montar la cinta y ponerla en el aire: todo un récord.

Cada versión toma partido por cada una de las partes implicadas: así, la historia de Lolita según la NBC, que fue rodada en Toronto (Canadá), apoya la versión de los hechos de la propia Amy Fisher; no en vano la cadena compró los derechos de la historia de la joven. La CBS, por su parte, rodó su película en Los Ángeles y cierra filas con Joe Buttafuoco, el presunto marido infiel que habría tenido relaciones con la menor. La ABC, que realizó el rodaje en Vancouver (Canadá), no toma partido por ninguna de las dos partes y, sin embargo, culpa a los tabloides neoyorquinos que han hecho de Amy una celebridad nacional.

Mientras tanto, la polémica en torno a las costumbres sexuales de la joven no ha cesado y las cadenas compiten por conseguir copias de vídeos caseros realizados por Amy Fisher y sus amantes, antes de ser encarcelada, para ponerlas en el aire.

Por su parte, Mary y Joe Buttafuoco accedieron a participar en un programa televisivo en directo, en medio de una interminable polémica, y el público presente en el estudio condenó a Joe, a quien los jueces no han implicado en el intento de asesinato de su mujer. Sin embargo, Mary defendió una vez más el honor de su marido hasta el punto de que una mujer del público le dijo: "De mujer a mujer, ¡despierta! Tu marido es una víbora". La mujer de Buttafuoco, con parte de la cara paralizada después del intento de asesinato, apenas pudo contener las lágrimas.

Amy Fisher cumple en la actualidad condena de 5 a 15 años en el correccional de Nueva York por el intento de asesinato de Mary Buttafuoco

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de enero de 1993